Ir al contenido principal

SOS Méditerranée y MSF piden una solución "rápida" para desembarcar a 356 migrantes

"Ninguna política migratoria debería estar por encima del derecho de toda persona a sobrevivir".

Grupo de 105 personas migrantes rescatadas con el barco humanitario Ocean Viking frente a las costas de Libia, su cuarta operación de salvamento en tres días, que eleva a 356 la cifra de personas rescatadas/ MSF


"Llevamos doce días de operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central a bordo del Ocean Viking, el buque que operamos junto a SOS Méditerranée. Doce días, en los que hemos rescatado de una muerte segura a 356 hombres, mujeres y niños vulnerables", señala la organización Médicos Sin Fronteras.


"Seguimos esperando un lugar seguro para desembarcar: es desesperante para nosotros, pero lo es mucho más para las personas rescatadas, que han sufrido ya demasiado".

"Ninguna política migratoria debería estar por encima del derecho de toda persona a sobrevivir".


Los testimonios de las personas rescatadas son estremecedores. Sus relatos del horror que sufrían en Libia y del horror al que tuvieron que enfrentarse en el mar superan cualquier escenario imaginable.

“Salí de Sudán después de que un grupo armado matara a mi padre delante de mí durante un ataque a mi pueblo”. Lo cuenta un adolescente de 16 años que llegó a Libia y que, como otros 102 menores, está hoy a bordo del Ocean Viking. Solo once están acompañados de sus padres o tutores.



“Mi madre y mis hermanos viven ahora en un campo de refugiados. Tengo un hermano mayor que se marchó a Libia antes que yo, pero ahora está desaparecido. Tardé siete días en cruzar el Sáhara. Comimos solo pan un par de veces y todas las noches recibíamos un litro de agua, que teníamos que compartir entre 33 personas. Vi cómo mataban de un disparo sin razón alguna a un hombre con el que viajaba. Estuve más de un año viviendo y trabajando en Libia. Me arrestaron varias veces y me obligaron a pagar por mi liberación. Quería venir a Europa para encontrar trabajo y que la vida de mi familia mejorase”.

Médicos Sin Fronteras y SOS Méditerranée han solicitado formalmente que las autoridades marítimas maltesas e italianas asuman la coordinación y den apoyo para encontrar un lugar seguro, ya que son los centros de coordinación más cercanos que pueden asistir al buque.

“Estas personas, incluidos los menores de edad, han descrito cómo han sido torturadas con descargas eléctricas, golpeadas con pistolas y palos, o quemadas con plástico derretido. Me cuentan cómo todavía sienten el dolor de las heridas y cicatrices sufridas durante su paso por Libia”, dice Luca Pigozzi, médico a bordo del Ocean Viking.

"Seguimos sin obtener respuesta para poder desembarcar en un puerto seguro a estas personas, pero tenemos claro que no devolveremos a nadie a Libia bajo ninguna circunstancia".

París (EuroEFE).- La ONG SOS Méditerranée, que opera junto con Médicos Sin Fronteras (MSF) el barco humanitario "Ocean Viking", advirtió este miércoles de que necesitan una solución "rápida" para desembarcar a sus 356 inmigrantes con el fin de evitar que la situación degenere a bordo.

"El capitán hizo su trabajo al asistir a personas en peligro en alta mar y le corresponde ahora a los Estados hacer el suyo y encontrar una solución, que debe ser rápida", dijo a Efe el director de Operaciones de la organización, Frédéric Penard.

La nave se encuentra desde hace una semana a una distancia equidistante de Italia y Malta. El primer país no les ha dado respuesta y el segundo argumenta que no es un asunto de su competencia puesto que los rescates se produjeron fuera de las aguas bajo su responsabilidad.

"No serviría de nada que nos fuéramos a otro país", añadió Penard, que pidió la puesta en marcha "urgentemente de un sistema solidario" entre países europeos.

A bordo, 103 menores, la mayoría sin acompañante

El "Ocean Viking" realizó cuatro rescates sucesivos entre los pasados 9 y 12 de agosto y su representante subrayó que aunque la situación todavía está bajo control, el estrés entre sus ocupantes empieza a aumentar.

"No entienden la situación. Nosotros somos muy transparentes, pero tenemos muy poca información que compartir. El barco tiene un límite de 300 personas. Podemos gestionarlo, pero fue concebido como una solución de urgencia para ir cuanto antes a un puerto", añadió Penard.

Entre esos 356 inmigrantes hay 103 menores, la mayoría no acompañados.

Su llamamiento se produce un día después de que la Fiscalía de Agrigento (Sicilia) ordenara la incautación del barco humanitario español Open Arms y el desembarco inmediato en el puerto italiano de Lampedusa de los alrededor de 90 migrantes que seguían a bordo.

La petición del Ocean Viking llegó acompañada en Twitter del dibujo de un corazón, que el barco trazó con su trayectoria en aguas del Mediterráneo.

"Es para que no se olvide que hay seres humanos que necesitan ser atendidos. Es un mensaje a Europa para que no olvide sus promesas", dijo Penard, que recalcó que necesitan una respuesta cuanto antes porque llevan gente "vulnerable".

Francia pide encontrar un puerto para el barco

El ministro de interior francés, Christophe Castaner, dijo este martes que los migrantes a bordo de los barcos humanitarios en el Mediterráneo pudieran desembarcar "cuanto antes en los puertos más cercanos y seguros", dijo este martes el ministro francés del Interior, Christophe Castaner.

"Nos comprometimos con el Open Arms y lo hacemos en el mismo nivel con el Ocean Viking para que podamos desembarcar cuanto antes a las personas que están a bordo", declaró Castaner en una rueda de prensa televisada en Biarritz, donde presentó el dispositivo de seguridad previsto para la cumbre de este fin de semana del G7 en esa localidad del País Vasco francés.

Castaner subrayó que "es indispensable que encontremos una solución", y añadió que "Francia trabaja activamente, principalmente con Malta", para desbloquear la situación.

En palabras del ministro francés del Interior, Francia y Alemania "son los dos países europeos más comprometidos para suscitar de parte del conjunto de países europeos iniciativas y compromisos fuertes" al respecto.

Las autoridades francesas se comprometieron este domingo a acoger a 40 de los rescatados por el Open Arms cuando atraque, pero mantienen su rechazo a que los desembarcos se hagan en sus puertos con el argumento de que la normativa marítima internacional establece que debe hacerse en el puerto seguro más próximo.


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible