Ir al contenido principal

“Guatemala: Un Estado capturado”

“Creo que mis principales logros tienen que ver con haber generado una conciencia ciudadana. Que la lucha contra la corrupción sí era posible, que sí se puede adelantar investigaciones serias y profundas independientemente de quien sea la persona a la que se esté investigando, cuál sea su poder político o económico o su prestancia en la sociedad". Iván Velásquez, máximo responsable de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala.



Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala
El futuro de Guatemala

Un país por el que mostró su preocupación ya que no es optimista acerca de su presente, pero sí en cambio de su futuro, pues considera que los pueblos están encaminados al progreso y que finalmente “encuentran la ruta adecuada” para el funcionamiento de las instituciones. Velásquez confía también en que se alcance un verdadero “Estado de derecho democrático”.

“En el presente inmediato del país la situación es muy delicada. El acrecentamiento de la actividad del narcotráfico debe generar una gran preocupación a las autoridades, a los sectores de influencia del país, a los empresarios y a la ciudadanía en su conjunto.

Esta situación, unida a esa gran corrupción que queda no solo diagnosticada en el informe temático llamado “Guatemala: Un Estado capturado”, sino de la forma cómo se ha venido incidiendo, tanto en estos fenómenos de gran corrupción como en los de narcotráfico que genera violencia y también impunidad, en un fenómeno que a Estados Unidos le afecta de manera muy directa que es el tema de la migración. De qué manera el narcotráfico y la gran corrupción han incidido en este fenómeno creciente y creo además que debería motivar la preocupación de la comunidad internacional”.

Pese a esta complicada situación, el Comisionado cree que tras la salida de la CICIG a la sociedad guatemalteca le queda como herencia el conocimiento de la realidad y una gran dosis de verdad.

“La ciudadanía guatemalteca tuvo la gran oportunidad de ver cómo se movían los hilos del poder, cómo se funcionaba en las acciones de corrupción, pero también cómo se lograba controlar la respuesta garantizándose la impunidad de la que habían disfrutado por tantas décadas”.

Unos abusos que Velásquez cree que pueden volver a materializarse.

“Sí, creo que es muy factible que haya retrocesos [en cuanto a impunidad] y me parece que pueden presentarse dos situaciones simultáneas: de un lado una ola de persecución, de criminalización de los exfuncionarios de la CICIG, pero también de fiscales y de jueces que se comprometieron en la lucha contra la corrupción. Por otro lado, que empiecen a producirse decisiones de impunidad porque, pese a que las investigaciones están sólidamente sustentadas desde el punto de vista probatorio, pero es muy posible que ahora muchos jueces adopten decisiones en contra, generando absoluciones, precisamente porque vuelve ese momento de acciones de impunidad generalizada que se vivía en el 2006 -2007, cuando se estableció la Comisión”.

Ante este complicado escenario, el Comisionado mencionó dos elementos clave para el futuro de Guatemala que fueron “el sustento” de la CICIG durante los últimos años: la participación ciudadana y los medios de comunicación independientes.

“Que todo lo que se vaya produciendo en el país pueda generar de parte de estos dos pilares de la lucha contra la corrupción y contra la impunidad, las reacciones necesarias para frenar ese retroceso que podría surgir, también será importante una actitud vigilante pero activa de la comunidad internacional. Guatemala requiere mucha cooperación de la comunidad internacional pero esa cooperación tiene que generarse también de manera que se les exija a las autoridades guatemaltecas que asuman un compromiso real con la vigencia del Estado de derecho”.
El legado transformador de la CICIG

De todos modos, frente a lo que podría considerarse una visión desoladora del futuro de Guatemala, el Comisionado tiene confianza en que la ciudadanía tenga la capacidad, el valor suficiente y la convicción necesaria para continuar trabajando en la construcción y fortalecimiento de instituciones en su país.

“Se han producido avances, lo que ocurre es que ahora con esta oleada regresiva de impunidad que se logró establecer en el país en los dos últimos años hay mucha preocupación, pero también hay avances de las organizaciones de la sociedad civil que se han ido conformando a partir de las manifestaciones del año 2015”.

En este apartado destacó la conciencia de los estudiantes sobre la situación de su país y la participación de las poblaciones indígenas.

“Ese conjunto de actores de la sociedad finalmente van a lograr recuperar al país para todos…y es mi esperanza que todo el sacrificio que hemos hecho durante estos años acompañando a Guatemala a tratar de resurgir no se pierdan y, por el contrario, se transformen en más acciones de construcción de democracia, de Estado de derecho, que es lo que se requiere para una vida en dignidad como se merecen todos los guatemaltecos y guatemaltecas”.

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible