Ir al contenido principal

La historia de Iklas

650 millones de mujeres fueron casadas cuando eran niñas y cada año se casan 12 millones de niñas más.
Iklas, es una de esas niñas, nació en Chad donde el 67% de las niñas son casadas antes de los 18 años.





Hoy es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una violencia que sufren ya desde pequeñas 240 millones de niñas en el mundo. Una de las prácticas más dañinas, que las condena a sufrir violencia toda su vida, es el matrimonio infantil forzado.
Se estima que, en todo el mundo, 650 millones de mujeres fueron casadas cuando eran niñas y cada año se casan 12 millones de niñas más. Un realidad que aumenta su riesgo de sufrir violencia por parte de la pareja, y su aislamiento y separación de la familia, de los amigos y amigas de su edad, su falta de libertad y la negación de su derecho a la educación dado que la mayoría deja de estudiar al contraer matrimonio.
Iklas, es una de esas niñas, nació en Chad donde el 67% de las niñas son casadas antes de los 18 años. Con 15 años, su madre, “la persona que me ha hecho crecer”, se vio obligada a darla en matrimonio al no poder seguir costeando la escuela. En un primer momento, Iklas se negó: “le dije que no quería casarme”, sin embargo, tuvo que ceder a la presión de los hombres de la familia, las necesidades y la tradición.

Afortunadamente Iklas ha logrado volver a estudiar gracias al programa La Luz de las Niñas de la ONG Entreculturas. Ahora su sueño es ser “doctora o profesora para poder educar bien" a sus hijos.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible