Ir al contenido principal

55 millones de niñas y niños necesitan la nueva vacuna contra la neumonía

MSF266418.jpg%3Fd63690487175?itok=5xZC8I

La organización Médicos Sin Fronteras solicita que se reserven 236 millones de euros de ayudas para la nueva versión de la vacuna, mucho más barata. "No hay excusa: Gavi, la OMS, UNICEF y la Fundación Gates deben esforzarse para que hasta el último niño esté protegido contra esta enfermedad mortal".

Médicos Sin Fronteras (MSF) instamos a la Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización (Gavi) a aumentar sus esfuerzos para asegurar que los 55 millones de niños y niñas que no tienen acceso a vacunas contra la neumonía estén protegidos frente a una enfermedad que causa más del 25% de todas las muertes en menores de 5 años en el mundo.
Nuestra petición coincide con los 20 años del nacimiento de Gavi y esta iniciativa público-privada realiza un llamamiento para la recaudación de fondos.
En diciembre de 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que certificaba la calidad de la primera vacuna alternativa contra la neumonía fabricada por el Serum Institute de India. Esta versión más barata supone una alternativa a las versiones de Pfizer y GlaxoSmithKline (GSK), que hasta ahora habían sido las dos únicas vacunas antineumocócicas disponibles en todo el mundo.
Se espera que la nueva vacuna, la primera frente a la neumonía producida por un fabricante de un país en desarrollo, sea más asequible que las versiones de los dos gigantes farmacéuticos y tenga un precio 30% más bajo. Así mismo, la nueva vacuna será más asequible para los países de ingresos medios que constituyen la mayoría de los 50 estados que aún no han comenzado a suministrar la vacuna contra la neumonía debido, sobre todo, a su alto precio.
“Llevamos una década trabajando para que nuestros pacientes puedan recibir a un precio asequible la vacuna contra la neumonía y nos anima que, finalmente, haya una versión más accesible. La comunidad mundial que trabaja en vacunación tiene que derribar barreras para asegurar que cada país pueda comenzar a proteger a todos sus niños y niñas contra la neumonía, especialmente ahora que por fin hay una vacuna que no arruinará los presupuestos de salud de los países a largo plazo", afirma Miriam Alía, nuestra responsable de Vacunación.
"No hay excusa: Gavi, la OMS, UNICEF y la Fundación Gates tienen un papel importante que desempeñar para que hasta el último niño esté protegido contra esta enfermedad mortal", añade Alía.
Hace diez años, Gavi lanzó un programa especial para estimular el desarrollo de vacunas contra la neumonía que satisficieran las necesidades de los países en desarrollo y acelerar el despliegue de esta vacuna vital en los países más pobres del mundo. Este programa llamado ‘Compromiso de Mercado Avanzado’ incluía una subvención especial para completar el precio base cobrado por cada farmacéutica por la vacuna contra el neumococo. Hasta ahora, Pfizer y GSK han obtenido más de 1.082 millones de euros del total de los 1.352 millones con los que cuenta este programa.
Ahora, con un tercer fabricante en el horizonte, pedimos a Gavi que reserve los 236 millones de euros que quedan en el fondo para introducir la nueva versión de la vacuna y no los destine a las versiones de farmacéuticas como Pfizer y GSK. Es importante señalar que, en los últimos diez años, ambas compañías han facturado cerca de 45.000 millones de euros en ventas por la vacuna del neumococo y han aplicado mínimas reducciones de su precio. La vacuna contra la neumonía representa por sí sola el 44% del presupuesto de vacunas de Gavi que incluye la financiación de 12 vacunas diferentes.
Más allá de los países pobres incluidos en el sistema de apoyo de Gavi, hay docenas de estados de ingresos medios que quedan fuera del sistema y que tienen enormes dificultades para incorporar la vacuna contra la neumonía a sus programas de inmunización. Se dan situaciones de países de ingresos medios, como Filipinas o Líbano donde trabajamos, que tienen que pagar 44 y 220 euros respectivamente, por lo que les resulta prohibitivo emplearla. Aunque en estos momentos el precio mundial más bajo para las vacunas de GSK y Pfizer es 7,8 euros (para los países más pobres del mundo), se espera que la nueva vacuna producida en India esté disponible a 5,4 euros.
"Gavi podría haber hecho mucho más a lo largo de los años para presionar a Pfizer y GSK a reducir el precio de la vacuna contra la neumonía de modo que no consumiera una porción tan enorme de su presupuesto y los Gobiernos tuvieran más posibilidades de sostener sus programas a largo plazo”, subraya Kate Elder, responsable de Políticas de Vacunas de nuestra Campaña de Acceso a Medicamentos Esenciales (CAME). “Ha llegado el momento de que la comunidad mundial de vacunas (Gavi, OMS, UNICEF y la Fundación Gates) lo compense y ponga todo su peso detrás de la introducción de esta vacuna más asequible para que se beneficien los niños y niñas tanto de los países más pobres como de aquellos en los que por su precio aún no lo reciben”.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible