Ir al contenido principal

Retorno a la tierra prometida

Jorge Zavaleta Alegre

El turismo en el mundo no será el mismo durante un tiempo indefinido y su reconfiguración estará basada, en brindar altos índices de seguridad para que cuando los gobiernos tomen la decisión de reactivar la industria, los viajeros tengan seguridad elevada y de esa manera, los turistas puedan vacacionar con tranquilidad.



Mientras el Vaticano invoca generosidad en esta etapa difícil, la iglesia católica tradicional, desde Buenos Aires, trata de  restar espacio al Partido Demócrata  de EEUU y sugiere que en setiembre podría declararse un estado de sitio, que suspenda las elecciones y daría espacio para que el modelo liberal asegure la continuidad  con el régimen respublicano...




La pandemia CVIRUS19 también saca a luz las miserias, incoherencias y mezquindades del sistema económico liberal que predemonia, en Latinoamérica y Caribe. Veamos que sucede en el Perú de hoy, con un gobierno provisional que busca nueva oportunidad para que la Democracia pueda superar su gran crisis: cuatro presidentes en la cárcel, el suicidio y/o largos procesos judiciales, que no tienen plazo para el veredicto final.



Finaliza el verano 2020 cuyo nuevo gabinete ministerial, liderado por Vicente Zeballos, tendría su tercera baja en pleno estado de emergencia: primero fue la ministra de Salud Elizabteh Hinostroza, después Carlos Morán del Interior, y ahora sería el turno de María Antonieta Alva, titular de Economía y Finanzas.



Paco Moreno, del Diario peruano UNO, explica en larga crónica que la ministra de Economía estaría en desacuerdo con las últimas decisiones del Gobierno, "porque a su parecer no seguirían la responsabilidad fiscal que ella tanto ha predicado en las conferencias de prensa, durante el estado de emergencia"



Alva no vería con buenos ojos que el presidente Martín Vizcarra vaya a respaldar la ley del Congreso para que los aportantes puedan retirar el 25% de sus fondos. Asimismo, tampoco creería pertinente grabar con un impuesto solidario a las ganancias, para favorecer a los sectores más vulnerables de la población víctimas de la pandemia.



La titular del MEF ha sido cuestionada, porque bajo su mandato el banco contratado, para la colocación de bonos por tres mil millones de dólares fue The Bank of New York Mellon, el mismo que representa a los inversionistas propietarios del 25 % de las acciones de la empresa corrupta Graña y Montero, cuyo presidente pasa por un proceso judicial y ha logrado su libertad condicional.



En esa línea, tampoco nunca explicó por qué contrató para los aspectos legales de la misma operación, al buffet de abogados Simpson Thatcher & Bartllett LLP de Estados Unidos, que también defiende los intereses de Graña y Montero.



Una sombra que cae en su gestión, es que, quien estaría detrás de las principales decisiones en el MEF, sería el exministro del régimen aprista Luis Carranza, quien es el actual presidente de la Corporación Andina de Fomento (CAF), y es el tácito asesor presidencial en temas económicos.



Diversas voces de la  Izquierda Unida, como Agustín Haya de la Torre, señalan que la respuesta del Estado no debe empantanarse en las supersticiones del capitalismo neoliberal que no solo prueba su absoluta ineficacia para afrontar la plaga, sino que apunta a una recreación de la cultura de la cooperación y la solidaridad para superar el dilema.



Sin duda el reto requiere acuerdos internacionales, porque mientras uno cumple las tareas aún con recursos precarios, el vecino naufraga en la irresponsabilidad. Los organismos financieros deben diseñar políticas comunes de sobrevivencia de la especie, tales como la renta básica universal, los préstamos sin intereses sin olvidar la condonación de la deuda.



Otros columnistas del Diario Uno coinciden en que las acciones del actual gobierno de Martín Vizcarra son positivas, aunque la precariedad y la pobreza social e institucional resulta agobiante. La privatización de los bienes públicos nos pasa la factura con muerte y hambre.


Mapa de ciudades de Perú sin brotes de Cvirus19.

El retorno espontáneo al interior, puede advertir una tendencia contraria a las grandes migraciones de los 50 y 60 del siglo pasado. La gente regresa a la economía familiar o vuelve a la chacra.


Llega el momento de apoyar la recuperación estatal de la salud, la educación o la seguridad social deviene una tarea imperativa. Igual el fomento productivo del agro y la industria, con una banca pública que ofrezca créditos sin fines de lucro. (28.Abril 2020)

Justicia climática para África







ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible