Ir al contenido principal

Lo nombraron y lo desnombraron

Por Teodoro Rentería Arróyave

Asistimos a las exequias de Mauricio Paczka Zapata quien, como lo dijimos en la entrega de la víspera, emprendió el viaje al éter eterno este miércoles, por vía virtual con motivo de la pandemia. Aunque todo esto es espiritual, que bueno que la tecnología nos permitió compartir el dolor y el consuelo con sus padres, hijo, hermanos y sobrinos. In Memóriam.



Javier Lozano Alarcón, que en alguna ocasión se soñó Presidente de la República, como lo demuestra su currículum, es un acabado saltimbanqui de la política, primero militó en el Partido Revolucionario Institucional, PRI, hasta ser designado Subsecretario de Comunicaciones, al sentirse desplazado del aparato burocrático del llamado partido hegemónico saltó al Partido Acción Nacional, PAN, sus caprichos tampoco fueron satisfechos por lo que dio el brinco de regreso al tricolor.



Todo lo anterior explica lo que le acaba de pasar al inefable Javier Lozano, lo nombraron vocero especial de la Confederación Patronal de la República Mexicana, COPARMEX, y en cuestión de horas, lo desnombraron. 



Seguramente amigos lectores y radioescuchas habrán conocido el vocablo inefable, que acostumbran usar los políticos, por lo que se nos hizo necesario conocer su significado, según  el diccionario de la Real Academia Española, es aquello “que no se puede explicar con palabras” otros registros indican: “Que no puede ser dicho, explicado o descrito con palabras, generalmente  tener cualidades excelsas o por ser muy sutil o difuso.



Además, se nos explica que proviene de un vocablo que significa indecible y se utiliza para referirse a aquello que no puede explicarse con palabras. Lo inefable por lo tanto no puede narrarse o expresarse, un sinónimo es impronunciable, aquí nos explicamos porque a el expresidente Carlos Salinas de Gortari, desde siempre se le ha calificado de “impronunciable” o “innombrable”.



Estos son los hechos: la Confederación Patronal de la República Mexicana, COPARMEX, presentó al también exsenador Lozano Alarcón como su “nuevo Vocero Especial”, con el agregado: “para la defensa del Estado de Derecho”.



Así entre comillas: “Las decisiones del gobierno mexicano están comprometiendo la vigencia de las instituciones democráticas y republicanas. El debate es fundamental para evitar retrocesos. Agradezco a @JLozanoA se integre a ese reto como vocero especial de la COPARMEX para la defensa del Estado de derecho”, y firma el propio presidente de la organización empresarial Gustavo de Hoyos Walther.



Qué pasó al interior de la COPARMEX, no lo sabemos y seguramente nunca lo vamos a saber a cabalidad, pero cada uno de nosotros lo intuimos, porque resulta, como lo adelantamos, que horas después lo destituyeron o lo desnombraron, eso sí, con un premio de consolación.



La COMPARMEX, aclaró en un comunicado, que Javier Lozano Alarcón solo aportará sus conocimientos de manera voluntaria y que –ojo-, el único titular de la vocería es su presidente Gustavo de Hoyos Walther y en los ámbitos locales y regionales, dicha responsabilidad recae en los Presidentes de los Centros Empresariales, Delegaciones y Representaciones”.



Así suele suceder con los saltimbanquis, con los inefables, con los impronunciables o con los innombrables de la política pública y de la empresarial.
Justicia climática para África







ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible