Ir al contenido principal

¿Quién miente más, sobre el Covid-19? ¿El Estado o los periodistas disidentes”? ~ Barómetro Latinoamericano

Por Norma Ferreyra:

Desde un principio, circularon en Facebook y en WhatsApp, cuadros que comparan la progresión de casos de personas infectadas con COVID-19 en España con la de la Argentina. Las publicaciones sugieren que si las personas no cumplen con el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el avance de la Argentina será similar al del país europeo. Sin embargo, esto es falso.


Para poder verificar esta publicación Chequeado se contactó con Pedro Cahn, infectólogo y director científico de Fundación Huésped, especializada en enfermedades virales, derechos sexuales y salud pública. “No se puede extrapolar lo que sucedió en un país con lo que suceda en otro”, explicó el experto. En relación a la cantidad de casos que se informan oficialmente y la progresión del virus hay que aclarar, como señaló Nora Bär -periodista científica y editora de La Nación Ciencia- en su cuenta de Twitter, que “estos números dependen de cuántos testeos se hacen y que hay subdiagnóstico de casos leves”.

Cuando comenzó esto, el gobierno argentino actual, hablaba sobre la falta de hospitales, respiradores, etc. y comenzó con medidas de severo aislamiento social y sin actividades laborales, salvo las esenciales, según se dijo, para achatar la curva y poder preparar las terapias intensivas. Eso lo entendimos perfectamente y todos nos avocamos a la obediencia debida, porque pensamos que duraría lo que habitualmente duran las virosis pandémicas, porque ya tuvimos varias En los últimos años tuvimos 32.000 muertos por Neumonía y gripe común, por año. Y me pregunto, adónde los atendían, si faltaban tantas cosas. Es todo muy extraño. Nadie cavaba tumbas ni fabricaba cajones. No se paró el país. Y ahora, con poco más de 1000 muertos, nos dejan a todos en la quiebra. Y se olvidan del criminal serial de Monsanto? Y de las Mineras? ¿Y de las fumigaciones que cuadriculan el celeste cielo, con metales dañinos?






Cuadro comparativo Argentina con España


Con el correr del tiempo, vimos que Alberto Fernández quería ser el más exitoso, con los resultados estadísticos de la pandemia y se comparaba con Chile, lo que provocó el enojo de Piñera, que le discutió las cifras. Se comparaba con Brasil, pero extrañamente, no con Paraguay ni Uruguay, que aparte de tener menos casos y no tener un aislamiento obligado como el nuestro, del tipo de estado de sitio, como nos impusieron los virólogos y científicos, que hablaban sólo con el presidente, quien se dedicó a ser la voz de ellos y a dirigir todo, como si la economía del país, dejada en la ruina por Macri, pudiera soportar un desgobierno, que sigue hasta hoy. Y Uruguay, que era el país ideal para comparar, porque estaba del otro lado del Rio de la Plata. Por lo que eran insostenibles estas comparaciones de Fernández. Lo cierto es, que a estas alturas y ante tanta gente que opina y descree, que este asunto sea sanitario, exclusivamente, he llegado a darle importancia a los fundamentos de periodistas disidentes, más aún con el paro total de las actividades educativas, sanitarias (donde te recetan por celular y te indican todo online) y nadie puede trabajar, ni viajar en transporte público, donde la Justicia, hace apenas unos días, nos da poquísimos turnos para que alguien te reciba algún pedido. Las oficinas Públicas no atienden. De modo, que puedo pensar que esta cuestión es más política que sanitaria y muchos argentinos ya estamos abriendo los ojos, ya hay delincuencia muy activa, porque la gente despedida, cuentapropista, independiente y en negro, no soporta la hambruna, con los apenas 10.000 pesos, que están dando, por única vez y no a todos. Y también, han aumentado al doble los casos de suicidios, entre otras cosas.


Por otra parte, los periodistas “disidentes”, dicen que los test no sirven, pues dan positivos o negativos según quieran o necesiten, los gobiernos, siguiendo a quienes los dirigen desde la OMS, que decide todo por votación, sin ser médicos, precisamente. Y algo debe haber, porque todos los políticos acatan, sin discrepar y muchos de ellos, no usan barbijos. Mientras los científicos especialistas son censurados y los laboratorios, mudos.


Me enteré por un investigador independiente, Nicolás Moras, que quien habló con Fernández y dirige todo esto es Soros y que nuestro Presidente, sigue las instrucciones de la OMS cuyo donante e influyente esencial, es su socio Bill Gates.


Otro, dice que la Argentina, fue elegida entre los 10 países donde experimentarán vacunas obligatorias (Como conejitos de indias), a cambio de flexibilizar el pago de la deuda con los acreedores del FMI y de explotar el Litio de Jujuy, como ya lo hace Soros. ¿Será verdad? No lo sé, pero entre las dudas, siempre hay dos posibilidades, un sí o un no.


Morás, dice que Alberto Fernández y Mazza, le llevaban información a la embajada de EEUU (años 2009 y 2010 y que seguían a Obama y a la Clinton, lo cual se detectó, gracias a los mensajes de la Clinton, que investigó WikiLeaks.


Sin embargo, nuestro presidente nos llena de tantos discursos elaborados, pausados, al estilo de los religiosos “PAI” y nos predica cosas como estas “Para trabajar hay que estar vivo” Y eso ya es una burla, porque para robar, estafar, mentir, entregar al país y ayudar a disminuir la población mundial, también hay que estar vivo” Y peor que todo eso, es “hacerse el vivo y el canchero como Ud, señor presidente”. Ya Cristina, cuando se fue de boca, dijo en estos días que, un presidente tiene el 25% del poder y el resto lo tienen las corporaciones. ¿Será? Tal vez. (aquí también cabe un sí o un no) Quién sabe….


Lo que sí veo, con mis propios ojos, es que aquí, nadie respeta la cuarentena, pero sí los barbijos, eso es por el pánico que han sembrado los medios, pero con esto, ellos se aseguran de que la gente respire monóxido de carbono, pierda sus defensas y de eso hablan muchos médicos profesionales e investigadores. ¿A quién creer, si todos nos dibujan los números y Alberto, hasta se deja condicionar para no llamar a los médicos cubanos? ¿Qué pasó, Kicillof? Sé que el interferón no deja que progrese ningún virus, ni bacteria, ni cáncer como el melanoma ( y lo sé porque con eso, lo trataron a mi padre, quien lo tuvo y fue en el hospital militar de Córdoba, donde le pusieron interferón y se curó del cáncer) Pero acaso, Soros no lo habrá dejado a Alberto, traer a los médicos más sabios y generosos del mundo. ¿O habrán sido los corruptos y envidiosos médicos argentinos, quienes le pidieron revalidar el título? Me dan risa. Pero son demasiadas preguntas. Creo, sinceramente, que habrá implosión en mi país, Ojalá me equivoque.


Cuenta Nicolás Morás, que quien iba a ser ministro de economía, era Nilsen, quien ya había comenzado a trabajar y que como no era del agrado de la amiga de Soros, Ana Botina, presidente del Banco Santander, que le ofreció 500 Millones de crédito para la gente, pero debía bancarizar todo y nombrar a Martín Guzmán, quien también trabajó para Soros. Y en dos semanas, apareció este desconocido Ministro de Economía, que no sabe ni de economía ni de finanzas, según el periodista. Esto ya no lo puedo creer, es demasiado. Y hay más, para analizar…. Pero por ahora, basta. Sigo sin saber, quién miente más. Y vos, qué pensás?
normaef10@hotmail.com



Barómetro Latinoamericano
Justicia climática para África



ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible