Ir al contenido principal

Científicos españoles destacan las características de la vacuna Sputnik V



BILBAO, ESPAÑA (Sputnik) — La percepción que sobre la vacuna rusa Sputnik V se tiene en muchos países occidentales cambió radicalmente, tras la publicación en la revista médica The Lancet de su índice de protección —91,6%— en la fase III de los ensayos.

"Los rusos tenían una buena vacuna, ahora que nos la han enseñado (...) Cuando no se publican los datos en revistas científicas, la comunidad médica es muy susceptible y pensamos que algo nos están ocultando", decía el 5 de febrero la doctora del Hospital madrileño de La Paz, Carmen Cámara.

La secretaria de la Sociedad Española de Inmunología resumía así, a preguntas del presentador de la televisión pública, el sentir de la comunidad científica; pero también en parte el de la sociedad española.

En el caso además de España, su nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, abría las puertas a la vacuna rusa el 3 de febrero en el Pleno del Congreso de los Diputados.

"Este Gobierno va a recibir abiertamente, entusiastamente, cualquier vacuna que tenga la autorización de la Agencia Europea del Medicamento. Ese es el único margen, es el único requisito", dijo la titular de Sanidad a preguntas de un diputado que se interesó por el compuesto del Instituto Gamaleya.

Desde la Clínica Universidad de Navarra, uno de los centros médicos punteros del país, su director de la Unidad de Medicina Preventiva, Francisco Guillén, dice que "si yo tuviera que tomar las decisiones, con la información que hay públicamente disponible, yo podría mi apuesta en la vacuna rusa", comenta por teléfono a esta agencia.

No obstante, matiza a continuación que hay mucha información a la que tendrá solo acceso la Agencia Europea del Medicamento, "pero ahora con lo que tenemos, sería mi favorita", recalca.

El doctor de este centro, que está participando junto con otros ocho hospitales españoles en la fase III de los ensayos de la vacuna Janssen (filial de Johnson & Johnson), explica sobre Sputnik V que "antes de que se publicaran sus resultados en The Lancet, conceptualmente me gustaba el hecho de que tuviera dos vectores distintos, dos virus distintos para cada dosis".

Para el doctor Guillén esto "impide que el organismo pueda desarrollar cierta inmunidad entre la primera y la segunda dosis no solo frente al COVID, sino frente a un mismo vector. En caso contrario, la vacuna sería menos efectiva", resume tras aclarar que simplemente conoce la información que hasta ahora es pública.

Desde la Universidad del País Vasco, Gorka Orive, investigador y profesor titular de Farmacia considera que el hecho que se cambie el vector entre dosis "quizás es una dificultad desde el punto de vista logístico (...); pero desde el punto de vista inmunológico es bueno" y cita las mismas razones que su colega de Navarra.

Este investigador también destaca, en el caso de la Sputnik "unos resultados de seguridad muy correctos, creo con un 0,03% de efectos adversos remarcables, muy parecido, por cierto al grupo placebo".

Esta circunstancia, junto con los resultados similares en las pruebas a diferentes grupos de edad y el hecho de que ya se esté administrando en diferentes países con normalidad lleva a Gorka Orive a calificarla como una "opción terapéutica adicional".

© Sputnik / Sergey Averin

A lo largo de la semana, el foco de la actualidad del coronavirus —tema aún claramente predominante en la agenda mediática española- se fue trasladando a la cuestión de las vacunas por las acusaciones de lentitud al proceso de vacunación nacional.

A partir del 3 de febrero y con las palabras de la ministra Darias en el Parlamento, el interés acerca de la hasta ahora relativamente desconocida Sputnik V se multiplicó en los espacios de radio y televisión, que comenzaron a preguntar a sus expertos invitados por la vacuna rusa.

La Sputnik V ha dado esta semana un paso más hacia Europa, en el plano informativo, pero aún le queda el paso más importante que es el del examen de la Agencia Europea del Medicamento.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible