Ir al contenido principal

"Menos aviones, más vida"

Miles de personas salen a la calle para pedir la paralización de las ampliaciones de aeropuertos


  • Esta mañana se han celebrado concentraciones simultáneas en Barcelona, Madrid y Palma en contra de los proyectos de ampliación de los aeropuertos anunciados por el Gobierno.
  • Las movilizaciones, en las que han participado cientos de organizaciones de diverso tipo, ponen de manifiesto la creciente oposición social a unos proyectos con un coste desorbitado que no responden a las necesidades de movilidad del conjunto de la población.
  • Las personas manifestantes han reclamado un cambio radical en las políticas de transporte del Gobierno, con una mayor inversión en la red ferroviaria y una reducción del transporte aéreo como forma de limitar el cambio climático y mejorar la calidad de vida de las personas.

Bajo el lema de «Menos aviones más vida», miles de personas han protagonizado hoy en las calles de Barcelona, Madrid y Palma la primera acción coordinada y masiva de protesta contra los planes del Gobierno de ampliación de aeropuertos. Cientos de organizaciones –ecologistas, vecinales, científicas, agrarias, sindicales, de movilidad sostenible, ciclistas, de peatones, de jóvenes, de afectados/as por el aeropuerto, de salud pública, por la justicia climática, y un largo etcétera–, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción, han querido mostrar de esta manera su oposición a los planes de aumento de capacidad aeroportuaria. Unos planes recogidos en el Documento de Ordenación y Regulación Aeroportuaria 2022-2026 que el Gobierno contempla aprobar en el Consejo de Ministros del próximo 28 de septiembre.

El anuncio por parte de la Ministra de Transportes, el pasado 2 de agosto, del acuerdo con la Generalitat de Catalunya para la ampliación del aeropuerto de El Prat supuso el pistoletazo de salida a la organización de movilizaciones de protesta en diferentes ciudades y territorios del Estado español.

Comenzó en Catalunya, donde ya a principios de julio más de 300 entidades pidieron a las Administraciones Públicas la paralización del proyecto de ampliación de las infraestructuras aeroportuarias de El Prat. Posteriormente Madrid y Palma –sobre cuyos aeropuertos también se prevén importantes proyectos de ampliación de capacidad– se unieron a la protesta, cristalizando el malestar social con la política de transporte del Gobierno.

De esta manera, Barcelona ha vivido hoy una jornada de movilizaciones masivas sin precedentes contra los proyectos de ampliación de los aeropuertos de El Prat, Reus y Girona. El reciente anuncio del Gobierno de suspender el proyecto por la supuesta falta de apoyo de la Generalitat no ha restado fuerzas a una concentración en Barcelona en la que han participado 50.000 personas venidas de diferentes puntos de la geografía catalana.

María García, portavoz de Ecologistes en Acció, ha declarado:  «La movilización masiva de hoy pone de manifesto la oposición de la sociedad catalana tanto a las ampliaciones de aeropuertos como a la opacidad y la arbitrariedad con las cuales los dos gobiernos se están pronunciando sobre una inversión de 1.700 millones de euros». Además, la activista, integrante de la plataforma Zeroport, considera que las ampliaciones son «un proyecto especulativo de AENA, empresa del IBEX35, para intensificar un modelo económico injusto, en crisis y de irreversibles impactos ambientales».

De manera simultánea a la concentración en la ciudad condal, en Palma diferentes colectivos –dinamizados por la Plataforma contra la Ampliación del Aeropuerto de Palma– han protagonizado en las escaleras de La Seu una concentración que no hace sino consolidar el trabajo de oposición a la ampliación del aeropuerto de Palma que desde hace años la ciudadanía balear viene realizando. Cabe recordar que, pese a la existencia de diferentes evaluaciones negativas sobre los impactos ambientales del proyecto, Aena pretende modificar la regulación de vuelos existente para ampliar el número de operaciones del aeropuerto.

Por su parte, la jornada de protestas ha tenido en Madrid otros de sus focos principales. Precedida de una bicicletada festiva que ha partido de la sede de Aena y ha pasado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se ha celebrado una concentración de protesta en las proximidades del Congreso de los Diputados.

Más de 200 organizaciones han respaldado esta acción en Madrid en la que se ha denunciado la ampliación del aeropuerto de Barajas como un ejemplo claro de una política de transporte centrada en la construcción de grandes infraestructuras en favor de los medios más contaminantes, como el avión.

La concentración madrileña, de marcado carácter festivo, ha representado la primera movilización en la capital frente a las intenciones del Gobierno de aumentar la capacidad del aeropuerto de los 70 millones de pasajeros anuales de la actualidad a 80 en un futuro cercano. La movilización ha concluido con la lectura por parte de diferentes organizaciones de un manifiesto de denuncia de una actuación que generará graves impactos en cuanto a emisiones de CO2, contaminación atmosférica y ruido, entre otros elementos.

En opinión de Pablo Muñoz, coordinador de la campaña Aviación de Ecologistas en Acción, «las movilizaciones de hoy son la prueba de la creciente oposición a unos proyectos que no solo no mejorarán la movilidad del conjunto de la población, sino que también tendrán impactos muy negativos sobre la calidad de vida de las personas y nuestra contribución al cambio climático. Necesitamos transicionar hacia políticas que apuesten por medios de transporte sostenibles en beneficio del interés general, no solo de unos pocos operadores económicos».


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible