Ir al contenido principal

Inauguran puntos de conectividad para fortalecer educación en tres centros de cuidado para la niñez refugiada y migrante en Chile


Los puntos de conectividad – que ofrecerán computadoras y Smart TV con acceso gratuito a internet – buscan beneficiar a niñas y niños que asisten, a diario, a los Polos Infantiles de cuidado gratuitos que ofrece la Municipalidad de Santiago y que tiene foco en hijos de personas en situación de movilidad y en las familias chilenas más vulnerables de la comuna.



La acción conjunta entre ACNUR y WOM permitirá que niñas y niños que asisten a cualquiera de los Polos de Cuidado Infantil de la Municipalidad de Santiago, puedan tener un acceso seguro y gratuito a internet para estudiar, realizar tareas y distenderse. © ACNUR/Eugenia Paz

SANTIAGO, Chile – El 28 de marzo de 2022 se formalizó una donación que permitió inaugurar tres puntos de conectividad al proyecto “Polos Territoriales de Cuidado Infantil”, de la Municipalidad de Santiago. Este proyecto incluye la entrega de 15 equipos completos de computación y Bandas Anchas Móviles (BAM) con Internet por parte de la compañía de telecomunicaciones WOM, así como de escritorios, sillas y Smart TV de parte de ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

Entre los objetivos centrales de la alianza de WOM, ACNUR y la Municipalidad de Santiago – denominada “Conectando Mundos” – está lograr que las niñas, los niños y sus familias mejoren su acceso a la conectividad, permitiéndoles realizar tareas, aprender, tener espacios de esparcimiento y conectarse con sus amistades que se encuentran en otros países.

“Nos encanta esta hermosa alianza que hemos creado con WOM. Sabemos que las empresas y el sector privado tienen un rol clave en la búsqueda de soluciones para los desafíos globales y, por ello, es que nos tiene muy felices que WOM se haya comprometido y apostado por la inclusión de los niños más vulnerables de Chile, muchos de los cuales son refugiados y migrantes. Con este tipo de acciones logramos acortar las brechas existentes en la sociedad y dar la oportunidad a estas familias de conectarse con el resto del mundo y adquirir las herramientas necesarias para desplegar al máximo sus capacidades”, señaló Rebeca Cenalmor-Rejas, Jefa de la Oficina Nacional de ACNUR en Chile.


Rebeca Cenalmor-Rejas, Jefa de la Oficina de ACNUR en Chile, inaugura junto a niñas y niños la nueva sala de computación que se habilitó en el Polo de Cuidado Infantil San Saturnino. © ACNUR/Eugenia Paz

“Nuestro compromiso está en descentralizar y democratizar la tecnología para todos. Es por eso que hoy estamos contentos de contribuir con acceso a conectividad a las familias que llegan a nuestro país buscando nuevas oportunidades, en especial en los procesos de aprendizaje online de niñas y niños. Este año seguiremos trabajando para seguir conectando comunidades para entregar mayores oportunidades y reducir la brecha digital en el país”, comentó Christopher Laska, CEO de WOM.

Desde abril 2021, la Municipalidad de Santiago ha desarrollado el proyecto “Polos Territoriales de Cuidado Infantil”, un servicio que busca ofrecer espacios de protección, asistencia, y desarrollo a niñas y niños de la comuna cuyos adultos responsables requieran trabajar durante todo el día y que estén en una situación de vulnerabilidad socioeconómica.

Silvia Roa, Encargada de la Oficina de la Infancia de la Municipalidad de Santiago, señaló: “Este proyecto ha sido una ayuda enorme para familias que lo han pasado muy mal, por lo cual se ha convertido en un espacio de contención, de ayuda y de escucha. Cada familia que ayudamos es una familia que se transforma”.

Actualmente, el programa cuenta con tres polos – Calasanz, San Saturnino y Matta Sur – todos localizados en parroquias de la comuna, en donde se entrega alimentación, cuidado y atención a un total de 43 niñas y niños en cada uno de estos espacios integrales.

“Me parece genial que ahora tengamos computadores e internet en el Polo, podemos venir todos los días para ver e imprimir archivos y recopilar información para las tareas. Además, no todos los niños tienen computador en sus casas”, compartió Isabela Montenegro (10), de nacionalidad venezolana, que junto a su hermano menor asisten diariamente al Polo de Cuidado Infantil San Saturnino.

Esta iniciativa social y tecnológica es apoyada dentro del pilar social de WOM, que tiene foco en disminuir la brecha digital y fortalecer la educación, conectando comunidades y en este caso con una orientación en las familias más vulnerables de la comuna – entre ellas, grupos monoparentales, personas en situación de calle o familias refugiadas y migrantes – cuyos hijos e hijas no tienen con quién permanecer mientras sus madres o padres van a trabajar. Al mismo tiempo, durante el año 2021 y principios de 2022, el proyecto recibió apoyo constante de ACNUR, a través de la entrega de recursos económicos para la compra de insumos, así como también la donación de 60 tabletas electrónicas para usos de fines académicos y de 110 kits completos de materiales escolares, como una forma de apoyar en la vuelta a clases presenciales y los gastos familiares asociados a ésta. “Se trata de un enfoque integral que tiene como finalidad apoyar los programas y proyectos enfocados al bienestar de las comunidades en su conjunto, potenciando las oportunidades de integración para las personas refugiadas y migrantes, pero también para las personas que les están acogiendo en este cálido país y que también se han visto afectadas por diversos desafíos, entre ellos, la Pandemia”, complementó Rebeca Cenalmor-Rejas.




">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible