Ir al contenido principal

Disparos y explosiones hacen temer un nuevo golpe de estado en Burkina Faso

Militares ocupan zonas estratégicas de la capital
Fuerzas de seguridad patrullan por las calles de Uagadugú

Fuerzas de seguridad patrullan por las calles de Uagadugú EFE/ Legnan Koula

Thiam Ndiaga. UAGADUGÚ, 30 sep (Reuters) - Soldados salieron el viernes a las calles de la capital de Burkina Faso y bloquearon el acceso a edificios oficiales después de que se produjeran disparos y se escuchara una explosión cerca del palacio presidencial, lo que hacía temer que se produzca un segundo golpe militar en ocho meses.

Los disparos se escucharon por primera vez hacia el amanecer en el principal campamento militar de Uagadugú y en algunas zonas residenciales, dijeron reporteros de Reuters. Luego llegó la explosión cerca del palacio. La televisión estatal dejó de emitir.

A media mañana, la ciudad, que suele estar repleta de motos y autos, estaba en silencio. Los vehículos militares estaban estacionados a lo largo de las calles desiertas. Las escuelas, los negocios y los bancos estaban cerrados.

La embajada de Estados Unidos instó a los ciudadanos estadounidenses a limitar sus movimientos. No fue posible contactar con un portavoz del gobierno.


Todavía no está claro si los disparos y las explosiones formaban parte de un intento de golpe de estado, pero fuentes de seguridad dijeron que ha habido frustración dentro del ejército por la falta de progreso en la lucha contra los milicianos islamistas.

Una junta dirigida por el coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba tomó el poder en Burkina Faso mediante un golpe de estado el 24 de enero.

Los últimos disturbios se asemejan a otros golpes de Estado que se han producido en África Occidental y Central en los últimos dos años, y que han anulado décadas de progreso democrático.

Los golpes de Estado han sido impulsados en parte por la violencia ejercida por los grupos islamistas, que se han apoderado de amplias zonas del norte de Burkina Faso y de partes de los vecinos Malí y Níger.

La población civil ha vitoreado a las juntas militares con la vana esperanza de que tengan más éxito en la contención de los insurgentes que sus predecesores elegidos democráticamente.





">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible