Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como RAMÓN COTARELO

Los caballeros que dicen "ni"

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- Galicia arde por los cuatro costados. Imágenes tremendas. Tres muertos por ahora. Dos desaparecidos. La gente haciendo cadenas humanas con cubos de agua para atajar las llamas que todo lo devoran y llenan de humo y hacen irrespirable hasta el aire dentro de las casas, en Vigo, por ejemplo. Una tragedia impresionante. Se habla de cien focos vivos y, al parecer, intencionados. De momento no cabe si no pensar en cómo acometer esta gigantesca desgracia, cómo evitar males mayores y remediar los acaecidos, auxiliar, ayudar. Y, ya se sabe, o pobo na rúa, trabajando sin medios y a la desesperada.

El control de la realidad

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- El "mandato" de que habla El confidencial parece claro. Coincide con el espíritu de la calle, con la posición de la CUP y otras organizaciones. Y coincide asimismo con el ánimo del que hasta la fecha ha dado pruebas Puigdemont. El autoritario ultimátum del gobierno tendrá la única respuesta posible: Cataluña se declara República independiente y avisa a Rajoy de que sus requerimientos no tienen efecto en un país extranjero.

Otra vez el juego del gallina

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- El consabido juego del gallina: el primero que se aparta, pierde. Es un juego a vida o muerte de uno o los dos jugadores. Llevar el conflicto a este extremo revela otra vez la incompetencia del gobierno, aferrado de modo rígido al dogma de la obediencia a la ley. Ese dogmatismo de la ley carece de toda autoridad porque se trata de la más palmaria ley del embudo. El gobierno se salta la ley de modo sistemático y carece de autoridad para exigir a otros su cumplimiento

La fiesta de la nación discutida

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- Si solo fuera la "crisis catalana" la que copara la Fiesta Nacional el panorama político español sería menos turbulento. La misma justificación de esa llamada Fiesta Nacional, uno de los pilares de la conciencia nacional española en su llegada al Nuevo Mundo, está crecientemente cuestionada. Hasta la palabra "descubrimiento" con que se iniciaban todas las narrativas de la gloria patria ha caído en el descrédito y el rechazo por eurocéntrica, ya que los americanos se niegan a aceptar que fueran "descubiertos" como el que descubre una mina de wolframio. Al mismo tiempo se cuestiona el significado oficial de la conquista del continente que, lejos de ser obra cristianizadora y civilizatoria, se presenta como de saqueo, explotación y genocidio. Mala imagen para tomarla como símbolo de la nación. Y cada vez más extendida. La ciudad de Los Ángeles ha retirado la estatua de Colón y decidido no volver a celebrar el "Colum…

Pensad antes de seguir haciendo el ridículo

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- No es costumbre de Palinuro dirigirse a los jefes de los dos partidos dinásticos por considerarlo inútil. Su arrogancia, tan densa como su ignorancia, lo hacen ocioso. Ninguno de los dos escucha nada ni a nadie que no les diga lo que quieren oír. Y, así, de dislate en dislate, han traído al país a una situación francamente hilarante. Reunidos ayer los dos cerebros decidieron pedir aclaraciones al presidente de la Generalitat antes de activar -dicen- el 155. Una copia servil de la jugada de Puigdemont: me declaro dispuesto a aplicar el 155, pero lo aplazo hasta ver qué es lo que tú has declarado. Puigdemont haría muy bien demorando la respuesta un par de días y remitiendo a los dos lumbreras al diario de sesiones del Parlament.

Gobernar amenazando

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- Se le ha ido la lengua a este lenguaraz portavoz. En mitad del arrechucho masivo de última hora en pro del diálogo, el portavoz parece más portafuego de un gobierno instalado ya en la retórica flamígera. Nada de dialogar, brama la turba ultra por las calles, "todos a la cárcel", "Puigdemont al paredón", "Mas a la cámara de gas". La cabra tira al monte.

Las huestes del Cid

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- Espectáculo insólito en Barcelona, una manifestación unionista digna de que El País le dedique una crónica almibarada, trasmitiendo el alborozo del cautivo a la vista de su liberador. Banderas al viento, entre vítores al toro español que, por fin, ha despertado, la verdadera, auténtica, profunda España llegó ayer a la capital del Principado procedente de todos los puntos de sí misma. A manifestarse junto a la mayoría silenciosa catalana y, de paso, darle voz, la poderosa voz de la España eterna.

El engañado Sánchez

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- En repetidas ocasiones se ha dicho en Palinuro que el independentismo catalán está triturando la izquierda española. La está desmigajando y mostrando sus miserias morales. Iglesias, el rey de los platós, cuenta angustiadamente a quien quiere oírle (cada vez con menor audiencia) que la DUI traerá todo tipo de desgracias sobre Cataluña. Convertir tus miedos en consejos al prójimo es la imagen misma de la cobardía. Dice el prócer que antes de DUI alguna, antes de nada, hay que acabar con Rajoy, a quien culpa de todos los males. Es el razonamiento opuesto, pero igual de falso, que atribuye el independentismo catalán a la aviesa voluntad de Puigdemont y cuatro más. No es Puigdemont sino el conjunto de la sociedad catalana. Tampoco se trata de Rajoy, sino del Estado español. Y eso sin contar con que el de Podemos pide supeditar todo a la marcha de Rajoy, pero carece de posibilidades de echarlo. Solo el absurdo puede compensar por la cobardía.

La DUI escondida

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- A estas alturas del notable thriller del referéndum que no iba a ser, toda la cháchara sobre la "centralidad política" de este o aquel, tal partido o tal otro, se ha concentrado en la figura de un hombre de actitud afable, andar desgarbado y flequillo. Todos, el gobierno, la oposición, los partidos, los políticos, los medios, están pendientes no ya de las palabras sino hasta de los gestos de Puigdemont.

¿Cómo se gestó la revolución?

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- Sigo en la tarea de rastrear hacia atrás ese trabajo de clandestinidad organizada de miles de ciudadanos catalanes, muchos de Ómnium y la ANC, que hizo posible el extraordinario referéndum del 1 de octubre, cuya dimensión política y moral se acrecentó con la cruel, sanguinaria e inútil intervención de las fuerzas antidisturbios. Imágenes de una violencia extrema sobre personas y cosas que han dado la vuelta al mundo. Solo Rajoy, sus ministros y el Rey parecen no haberlas visto. Como no han visto que, a pesar de la brutalidad policial, el referéndum se celebró. Habiéndose realizado, la Generalitat lo considera vinculante y piensa materializarlo el próximo lunes, 9 de octubre. Tan dispuesto está el gobierno a impedirlo que ha enviado por delante a su vanguardia del Tribunal Constitucional a suspender un pleno del Parlament que aún no se ha convocado. Y no debiera ponerse tan nervioso. Al fin y al cabo, una DUI producto de un referéndum que no se ha …

La conmoción del referéndum

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- El referéndum que no iba a realizarse se realizó. Dan fe todos los medios internacionales, los políticos, las cancillerías y la UE, cuyo Parlamento lo debate. Los dos equipos de observadores internacionales, si bien dejaron claro que, dadas las adversas circunstancias, el referéndum no reunió los requisitos internacionalmente admitidos, hicieron una labor meticulosa que los llevó a concluir la validez del procedimiento frente a la acción represiva de las fuerzas de seguridad en una operación de estilo militar. A pesar del hostigamiento previo (intervenciones, registros, confiscaciones, detenciones) y la brutalidad policial del domingo, se votó correctamente en el 98% de los colegios gracias a la disciplina y el civismo de la gente que, en ocasiones, tenía que esconder las urnas porque llegaba la policía a requisarlas. Requisas, por cierto, por la violencia (sin resistencia) y sin fundamentación legal alguna. Si de cultura cívica democrática se tra…

El discurso de la amenaza, el odio y el miedo

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- Este post es consecutivo al de los progresos del Rey. Allí se concluía que, al estar el Rey por encima de la Ley y ser la Ley (según él mismo) la base de la democracia, el Rey está por encima de la democracia. Y así, sobrevolando por encima de la Ley y de la democracia, las tutela a ambas, las lleva por los rectos designios y les recuerda su obligación de imponer el orden constitucional allí en donde esté siendo quebrantado.

Por un puñado de votos

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- El partido que algún juez considera una presunta asociación para delinquir y su jefe, sospechoso de haber cobrado sobresueldos en B, lanzaron el domingo a la fuerza pública, sin control ni protocolo algunos, a machacar a la ciudadanía catalana. Unas imágenes de violencia y crueldad insólitas inundan las redes y están en todos los medios del mundo. Porras, pistolas, escopetas, contra urnas y papeletas. La agresión brutal a miles, decenas de miles de ciudadanos que querían votar... y, pese a todo, votaron con un comportamiento cívico ejemplar.

Vigilia republicana

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- Mañana se vota en el referéndum que no iba a celebrarse. Hoy, día de reflexión. Testigos, los medios acreditados que son ya 1500 y no sé si cabrán en el centro de información. Son los ojos y los oídos del mundo. Un mundo que está dándose por enterado: llueven los manifiestos y declaraciones de científicos e intelectuales extranjeros exigiendo que se deje votar a los catalanes. Claro que no son intelectuales españoles oé, oé, oé, como los que firman manifiestos aquí exigiendo que no se deje votar a los catalanes, así que tranquilos. Vuelve la Leyenda Negra.

"¡A por ellos!" II.- El hundimiento de la izquierda

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- La izquierda española ha enmudecido. Sánchez, absorbido en su pugna interna con la Vendée andaluza, apenas encuentra tiempo para pronunciarse en cuestiones resbaladizas. Iglesias, habitualmente locuaz, habiendo fracasado por enésima vez, empieza a sospechar que quizá no haya entendido bien el asunto catalán. Garzón, también silente. Los comunes no están muy visibles. Colau ha escrito una carta que más parece una petición de auxilio en una botella a la mar incierta. Los irreverentes Coscubiela y Rabell, desaparecidos en el no combate. La izquierda española interpreta un concierto de silencios. Aunque a veces, alguno habla y ¡qué cosas dice! El señor Borrell sostiene que la convocatoria del referéndum es un golpe de Estado. Unos lo calificamos de revolución; otros, de golpe de Estado. Sucede siempre. Y no tiene arreglo ni con el tiempo porque, pasado este y habiendo triunfado la una o el otro, la parte derrotada seguirá convencida de la justicia de …

"¡A por ellos!" Cómo el referéndum ha destruido la izquierda española

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- Con estas declaraciones, Felipe González reafirmará a muchos en su felipofobia y se ganará nuevos enemigos. ¡Mira que comparar el independentismo con el 23F! Muchos no se lo perdonarán. Y, sin embargo, no es lo más grave que ha dicho. Lo más grave es reconocer que Cataluña es lo que más le ha preocupado en los últimos cuarenta años. ¿Y no ha encontrado usted, siendo The One entre los suyos, ni un momento para proponer la sombra de una propuesta de solución? Entonces, las cosas que menos le preocupaban, ¿cuánto le preocupaban? ¿Nada?

Marca España

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- Por fin se aclara el misterio: Rajoy no habla inglés; lo susurra.

La entrevista

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- No tenía intención de comentar la entrevista de Évole a Puigdemont porque tampoco me pareció que llegara ni de lejos a las expectativas que había suscitado. Me limité a señalar en el post anterior que "de la entrevista de Évole es razonable quedarse con la afirmación de Puigdemont de que la DUI no está encima de la mesa del govern, pero no la descarta, como tampoco descarta la posibilidad de ir a la cárcel, por desagradable que le parezca. Eso dibuja una percepción de liderazgo del que no hay ni sombra en el campo del Estado."

Ni la Virgen del Pilar

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- La tragicomedia de Zaragoza quintaesencia las tribulaciones de la nación española ante el mayor reto hasta la fecha. La tragedia se mascaba durante unas horas cuando las turbas ultraderechistas asediaron el local donde los de Unidos Podemos, el PDeCat, ERC, el PNV y los Comunes deliberaban. Fueron momentos de tensión pues la policía no garantizaba la seguridad de los reunidos por falta de efectivos. Los efectivos están en este momento hacinados en tres navíos en los puertos de Cataluña y dispuestos a entrar en acción en cuanto reciban la orden. Otros efectivos andan por las calles de las ciudades y pueblos persiguiendo urnas y papeletas de voto, de esas que la población imprime a millones. ¿Y las urnas? Siguen sin aparecer. Las urnas son las barricadas de hoy. Barricadas transparentes, indestructibles.

Golpe de Estado al Estado

OPINIÓN de Ramón Cotarelo/ Palinuro.- No es un juego de palabras. Es una realidad objetiva. La Generalitat es el Estado y su presidente su más alto representante en Cataluña. El Estado se ha dado un golpe a sí mismo. Es golpista y víctima del golpe al unísono. Es el círculo vicioso de la más profunda deslegitimación. El Estado ha dejado de existir en España, substituido por una partida de la porra y una partida corrupta, para más precisión.

ARCHIVOS

Mostrar más