Ir al contenido principal

El derrame de lodo tóxico llega al Danubio

Hubo muertes esporádicas de peces en los ríos Raba y Mosoni-Danubio

elmercuriodigital.es - 08-10-2010.- Un derrame de lodo tóxico de una planta de alúmina en el oeste de Hungría llegó al río Danubio el jueves y equipos intentaban diluirlo para proteger la importante vía fluvial europea de lo que el primer ministro calificó como una "catástrofe ecológica sin precedentes", informa REUTERS.

Expertos dijeron que es improbable que los daños se extiendan más allá de las fronteras de Hungría, pero que la amenaza debe ser vigilada de cerca.

Tibor Dobson, un portavoz de los equipo de respuesta a desastres, dijo a Reuters que hubo muertes esporádicas de peces en los ríos Raba y Mosoni-Danubio. El portavoz agregó que todos los peces murieron en el pequeño río Marcal, el primero en ser afectado por el derrame.

Los equipos trabajaban para reducir la alcalinidad del vertido, que comenzó a filtrarse el lunes desde la reserva de contención de una planta de alúmina e inundó poblados locales, dejando cuatro muertos y más de 150 heridos. Tres personas seguían desaparecidas.

Cuando el derrame llegó a los ríos Raba, Mosoni-Danubio y al Danubio, su contenido alcalino se mantenía cerca del pH9, por sobre el nivel normal e inocuo de entre 6 y 8, declaró Dobson.

Equipos vertían cientos de toneladas de yeso y ácido acético en los ríos para neutralizar la alcalinidad.

En Gyor, una ciudad al noroeste de Hungría donde las aguas del Raba desembocan en el Mosoni-Danubio, un periodista de Reuters vio espuma blanca en el río y muchos peces pequeños muertos en la orilla.

Gabor Figeczky, director de la rama húngara del grupo ecologista WWF que visitó la zona junto a expertos, dijo que el impacto en el río Marcal fue peor de lo previsto y que esperaba que la alcalinidad caiga cuando alcance el Raba, un río de mayor tamaño.

Sin embargo, el derrame seguía con un pH de entre 9 y 10.

"Según nuestras actuales estimaciones, (la contaminación) seguirá limitada a Hungría y también confiamos en que alcance Budapest con valores aceptables de pH", añadió.

Río abajo desde la zona del desastre, el Danubio pasa por territorio croata, serbio, búlgaro, rumano, moldavo y ucraniano en su camino al mar Negro.

Hungría declaró el estado de emergencia en tres condados el martes, luego de que el lodo rojo -compuesto por desechos de refinación de la bauxita que tienen un fuerte efecto cáustico- afectara a Kolontar, Devecser y otros pueblos situados 160 kilómetros al oeste de Budapest.

El primer ministro, Viktor Orban, visitó Kolontar el jueves y dijo que no tenía sentido retirar los escombros de parte del poblado ya que era imposible volver a vivir allí.

"Es una catástrofe ecológica sin precedentes en Hungría. El error humano es más probable. El muro (del depósito) no se desintegró en un minuto. Debería haberse detectado", indicó.

MAL Zrt, propietario de la planta de alúmina Ajkai Timfoldgyar y el depósito reventado, dijo el martes que no hubo indicios de una catástrofe inminente, añadiendo que la última inspección del depósito realizado el lunes no había encontrado ningún problema.

Equipos especializados en desastres, militares y residentes limpiaban los escombros y buscaban a los desaparecidos.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible