Ir al contenido principal

Colombia: Campesinas y campesinos exigen ser parte de la solución al conflicto social y armado

EL MERCURIO DIGITAL (Prensa Rural/ Cahucopana) .- Hombres, mujeres y niños se dieron cita el pasado 12 de octubre en el marco del día de la dignidad nacional y tras una semana de indignación, discusión y propuestas, cientos de campesinos y mineros caminaron las calles del municipio de Barbosa, Antioquia, con el único fin de ser escuchados y exigir reforma agraria, un nuevo código minero y garantías en términos de derechos humanos. El clamor de salud, educación, trabajo, tierra y territorio retumbó en todo Antioquia y tras una plegaria minero campesina se cierra una jornada de dignidad nacional.


La necesidad de ser parte de las mesas de dialogo, fue la premisa del encuentro. Las comunidades minero Campesinas del Norte y Nordeste de Antioquia, exigen ser parte de la solución tras 50 años de conflicto y diálogos sin concluir. La paz debe ser entendida en el marco de la justicia social, la soberanía alimentaria, una reforma agraria integral, la protección y legalización de títulos mineros y de tierras. La paz debe ser entendida como la construcción de una Colombia digna, igualitaria y soberana.

Las tierras campesinas y mineras no pueden ser entregadas a las multinacionales y los grandes proyectos. El pueblo colombiano exige soberanía y autonomía. El agua, los bosques y las riquezas no pueden estar en venta, la paz solo es posible en la medida que las riquezas sean propias y sean garantes de justicia social. Campesinos y mineros de Antioquia, se unen bajo el grito de: Multinacionales fuera del país.

Antioquia pide paz con justicia social y tierra y territorio, son las únicas alternativas de devolver al pueblo colombiano la dignidad arrasada por políticas paramilitares, gobiernos corruptos y por grupos insurgentes. La impunidad no puede ser una opción, las víctimas del conflicto exigen verdad, justicia, reparación integral y no repetición y para eso exigen además, ser parte del diálogo. Un diálogo sin comunidades, es un diálogo sordo al clamor de que la paz con guerra no es posible.

Así, un cese inmediato al fuego es el primer paso. No puede haber paz con colombianos muriendo en los rincones de Colombia, no puede haber paz como más de 5.000.000 millones de desplazados de sus tierra, no puede haber paz sin las comunidades no tienen acceso a la educación, la salud, una libre movilidad. La paz no puede ser una opción, la paz es una exigencia del pueblo colombiano víctima, que el 12 de octubre machó, se movilizó e hizo posible que el clamor de paz retumbara en todos los rincones colombianos.

Por una paz con justicia social, no a la impunidad, al fuego y al despojo: los campesinos y mineros del norte y nordeste de Antioquia exigimos ser parte de la solución política al conflicto armado.

Exigimos una reforma agraria integral, la creación de un nuevo código minero garante de nuestros derechos y tierra y territorio: no más despojo, el territorio es vida.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible