Ir al contenido principal

Israel asevera que la resolución que reconoce a Palestina es contraproducente

EL MERCURIO DIGITAL - MUNDO


El representante permanente de Israel ante Naciones Unidas, Ron Prosor, afirmó que la resolución adoptada por la Asamblea General de la ONU que reconoce a Palestina como Estado observador no miembro es contraproducente.

Subrayó que ese texto no busca la paz, porque no va a cambiar la situación existente en el terreno.

“No cambiará el hecho de que la Autoridad Palestina no controla la Franja de Gaza, o el 40 % que clama representar. Ese territorio está controlado por Hamás”, dijo el diplomático.

Prosor subrayó que el acceso a un Estado palestino no se adquirirá en la sala de la Asamblea General en Nueva York, sino en negociaciones directas entre Jerusalén y Ramallah.
EFE

El nuevo estatus otorgado a Palestina no requiere de aprobación del Consejo de Seguridad, a diferencia del Estado miembro pleno que fue solicitado el pasado año, sin que el órgano de seguridad se haya pronunciado sobre este tema hasta la fecha.

A partir de este jueves, Palestina acompaña a la Santa Sede como Estado observador no miembro de la ONU.


La Asamblea General de la ONU reconoció a Palestina como Estado observador no miembro de las Naciones Unidas en una resolución adoptada con 138 votos a favor, 41 abstenciones y 9 votos en contra.

Estados Unidos, Israel, Canadá, Palau, Micronesia, la República Checa, Panamá, Nauru y las Islas Marshal fueron los países que votaron en contra.

Antes de la votación del texto, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, se dirigió al pleno para recordar que hace 65 años la Asamblea General adoptó una resolución que creaba el Estado de Israel y aseveró que ahora ese órgano tiene el deber moral e histórico de reconocer al Estado de Palestina, largamente dilatado.

El documento, copatrocinado por unos 60 países, se pronuncia a favor de los derechos inalienables del pueblo palestino y pugna por el fin de la ocupación iniciada en 1967 y por un Estado palestino independiente, soberano, democrático y contiguo con las fronteras definidas antes de 1967.

Del mismo modo, se manifiesta por una solución de dos Estados conviviendo en condiciones de paz y seguridad para el conflicto palestino-israelí y urge a reanudar y acelerar las negociaciones del proceso de paz para Medio Oriente.

La resolución también expresa esperanza de que el Consejo de Seguridad considere favorable la solicitud presentada el 23 de septiembre de 2011 por Palestina para su admisión a la ONU como Estado de pleno derecho.

Por otra parte, urge a todos los Estados y a las agencias especializadas del sistema de Naciones Unidas a continuar asistiendo al pueblo palestino en la “pronta realización de su derecho a la autodeterminación, independencia y libertad”.

Al término de la votación, el Secretario General de la ONU recordó que la decisión de la Asamblea General fue una prerrogativa de los Estados miembros y se dijo listo para cumplir con su papel, según lo estipula la resolución.

Ban Ki-moon reiteró que los palestinos tienen el derecho legítimo de tener un Estados independiente y que Israel tiene el derecho de vivir en paz y seguridad con sus vecinos.

En ese sentido, advirtió que la decisión de hoy no es un sustituto de las negociaciones necesarias para tal fin, pero que sí subraya la urgencia de reanudar esas conversaciones.



En un día para la historia, el pueblo palestino se apuntó una importante victoria política y diplomática con el reconocimiento de Palestina como "estado no miembro" de la ONU y la concesión del estatus de "observador".

"Esperamos que la bandera de Palestina se ice pronto frente al edificio de la ONU", afirmó emocionado el embajador palestino, Riyad Mansour, tras una votación que calificó de "histórica" y que, dijo, envía una "mensaje claro" al Consejo de Seguridad para que permita que Palestina sea "un estado miembro de pleno de derecho".


La resolución, aprobada por mayoría absoluta en la Asamblea General -138 votos a favor, 9 en contra, y 41 abstenciones-, eleva el estatus de la ANP de "entidad observadora" a "Estado observador no miembro", y reafirma el derecho del pueblo palestino a "la autodeterminación e independencia en un Estado de Palestina a partir de las fronteras de 1967".

Además, expresa la "urgente necesidad" de reanudar y acelerar las negociaciones para un acuerdo de paz "justo, duradero e integral" basado en las resoluciones de la ONU, los principios de Madrid y la hoja de ruta del Cuarteto que ayude a resolver los temas pendientes: "Jerusalén, refugiados, asentamientos, fronteras y seguridad".

"Palestina viene hoy ante la Asamblea General porque cree en la paz y porque su pueblo, como se ha probado en los últimos días, la necesita desesperadamente", dijo antes de la votación el presidente palestino, Mahmud Abás, en un discurso interrumpido por aplausos en el que advirtió que el tiempo para la paz "se agota rápidamente".




ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible