Ir al contenido principal

Hartas

CARTA.-

Alejandro Prieto Orviz


La brutal violación en Nueva Delhi de una joven de 23 años (fallecida días después como consecuencia de las lesiones  causadas), ha desencadenado una tormenta popular que, dada su dimensión e intensidad, no está pasando desapercibida, pues el aislamiento acústico dispuesto en los despachos de las autoridades políticas es incapaz de parar el fuerte sonido de los truenos originados por la irritación, la repulsa y el hastío.

El gobierno indio ha pedido calma y contención, sin embargo, hartas de una dinámica cultural que muestra semejante desprecio e  indiferencia hacia las mujeres,   miles de personas de buena fe rompen el silencio en las calles denunciando y exigiendo mayor compromiso e implicación al mismo para evitar la atmósfera de impunidad establecida  y trazar con nitidez y contundencia los límites del respeto.

Que una chica sea forzada y agredida por un grupo de hombres durante un viaje en autobús con su pareja o acompañante, y posteriormente arrojada del vehículo en marcha como si fuera un desecho, denota el elevado grado de inmunidad y connivencia existente ante tan detestables e inexcusables comportamientos. Penoso e inadmisible.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible