Ir al contenido principal

Trabajadoras y trabajadores del Metro de Madrid cierran el año con protestas

EL MERCURIO DIGITAL -

AVN.- Los trabajadores del Metro de la capital española reanudarán hoy paros parciales, que extenderán hasta el año nuevo en protesta por la reducción de salarios y la desmesurada subida de las tarifas de ese servicio público.


Este sábado, los empleados del suburbano madrileño están llamados a paralizar sus labores entre las 18:00 y las 21:00 hora local, medida de fuerza que repetirán mañana y hasta el 1 de enero, en este último caso de 17:00 a 02:00.

Para esta nueva tanda de protestas se establecieron unos servicios mínimos del 42% de los trenes que circulan en un día normal y se acordó que en todas las estaciones permanezca abierto al menos un vestíbulo y sus correspondientes accesos, informó el consorcio.

La protesta de hoy es la decimoséptima jornada de huelga convocada por los sindicatos del subterráneo capitalino desde el pasado 17 de septiembre. Las secciones sindicales del Metro protestan por la reducción salarial, la supresión de la paga de Navidad, los recortes en los complementos de baja por enfermedad y el aumento de las tarifas a los usuarios en mayo 11% y septiembre 2%.

Los paros también obedecen a los recortes sociales y laborales impuestos por los gobiernos regional y central, ambos administrados por el derechista Partido Popular (PP), medidas que incidirán en una peor calidad del servicio, denunciaron las organizaciones obreras.

Ya están anunciadas también dos jornadas de huelga de 24 horas para los días 4 y 5 de enero.

A lo largo de 2012, la Comunidad de Madrid ha sido escenario de numerosas manifestaciones y huelgas, en rechazo a las políticas neoliberales decretadas tanto por las autoridades regionales como por el Gobierno central de Mariano Rajoy.

Los médicos especialistas desconvocaron la víspera un paro por tiempo indefinido que mantenían desde el pasado 26 de noviembre contra la decisión del Ejecutivo autonómico de privatizar la gestión de seis hospitales y 27 centros de atención primaria.

Como parte de su drástico plan de austeridad para reducir el déficit público, la administración del PP aplicó este año una poda de siete mil millones de euros en el ámbito de la salud (un 10% del gasto sanitario estatal) y otra de tres mil millones en la educación. Esos recortes repercuten sobre las finanzas de las 17 comunidades autónomas, que tienen transferidas las competencias en esas prestaciones esenciales.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible