Ir al contenido principal

Extremistas islámicos atacan Tombuctú

- EL MERCURIO DIGITAL -
BABA AHMED/ASSOCIATED PRESS/BAMAKO, Mali.- Extremistas islámicos atacaron un campamento del ejército maliense en Tombuctú, en el norte del país, dijo el domingo un portavoz militar.

Los enfrentamientos entre milicianos vinculados con al Qaida en el Magreb Islámico y el ejército de Malí comenzaron el sábado por la noche y proseguían el domingo, dijo el capitán Samba Coulibaly, portavoz del ejército en Timbuctú.
 AP Photo/Jerome Delay

El ataque comenzó el sábado a las 10 de la noche cuando un atacante suicida hizo estallar sus explosivos junto a un retén del ejército en la entrada occidental de Timbuctú, agregó.

"El yijadista iba a pie y murió en el acto, pero sus explosivos hirieron levemente a uno de nuestros soldados", dijo Coulibaly.

"Los yijadistas son unos cuantos. Se infiltraron en el campamento militar y en la ciudad de Timbuctú. Hay tiroteos en estos momentos, pero van a acabarse", dijo un soldado maliense a la entrada de la ciudad, que habló bajo condición de anonimato.

Archivo AFP
"Desde el ataque con la bomba, los yijadistas han continuado atacándonos toda la noche y hasta esta mañana. Tienen coches en las afueras de la ciudad. No puedes verlos porque se ocultan tras las dunas y árboles. Los tiroteos continúan y aún las tropas francesas no han venido a rescatarnos", dijo otro soldado, igualmente a condición de anonimato.

Los extremistas islámicos se instalaron en la escuela secundaria, cerca del campamento militar en la ciudad, dijo el alcalde de Timbuctú Ousmane Halle. "El tráfico está prohibido en la ciudad, yo me quedé en casa", señaló. "La gente está muy asustada, pero se debe mayormente a la falta de información sobre lo que está sucediendo".

Esta es la segunda vez que Timbuctú es atacada por combatientes islámicos desde enero, cuando se retiraron de la ciudad ante el avance de las tropas francesas y malienses.

En un incidente separado, un vehículo del ejército maliense pasó sobre una mina durante una patrulla el sábado a unos 110 kilómetros de la norteña ciudad de Ansongo. Dos personas a bordo del vehículo murieron, dijeron las fuerzas armadas.

Los ataques se producen en momentos en que el presidente francés Francois Hollande dijo en la televisión de su país que las tropas francesas habían alcanzado sus objetivos en Malí, un país que hasta enero había perdido la mitad norte de su territorio a manos de al-Qaida y sus aliados. Cuando los extremistas comenzaron a avanzar hacia el sur a inicios del 2013, Hollande autorizó una intervención militar que pronto expulsó a los islamistas de las principales ciudades en el norte del país. Fuera de ciudades protegidas, como Timbuctú, los islamistas siguen presentes, y lanzan una campaña marcada por ataques suicidas, minas y asaltos a ciudades.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible