Ir al contenido principal

Muere en la India una niña de 4 años que había sido violada

- EL MERCURIO DIGITAL -
AGENCIAS.- Una niña de cuatro años que había sido violada el pasado 17 de abril y abandonada cerca de un crematorio en el centro de Nueva Delhi, en la India, murió a causa de un paro cardíaco, según han informado este martes las autoridades del hospital en el que se encontraba. La menor permanecía en coma desde el día siguiente de sufrir la violencia sexual por parte de un hombre de 27 años.


La menor ha fallecido a causa de un ataque cardiaco en la unidad de cuidados intensivos del centro hospitalario, donde permaneció durante 8 días en estado de coma inducido.

Fue el pasado 17 de abril cuando ocurrió la tragedia: un hombre de 35 años atrajo a la niña con chocolates, luego la secuestró y la violó.

Los padres de la víctima encontraron a su hija la mañana siguiente, cubierta de sangre y abandonada en una granja en la ciudad de Ghansaur, en el estado de Madhya Pradesh, en el centro de La India.

La inocente víctima fue ingresada a un hospital regional, pero su estado de salud era tan grave que los responsables médicos se vieron obligados a trasladarla a un centro sanitario de Nagpur, más moderno. De cualquier manera, la niña indefensa no pudo tolerar las heridas que recibió y ha muerto.

En este contexto, seis días tras este violento hecho, la Policía india arrestó a un sospechoso, identificado como Firuz Jan.

La ola de agresiones sexuales contra las mujeres en este país asiático ha provocado la indignación de los indios en todo el país.

Las masivas protestas comenzaron después de que el pasado diciembre, una estudiante de 23 años fuera violada por un grupo de hombres en un autobús, en Nueva Delhi, a la vista de su acompañante. Las manifestaciones obligaron a las autoridades a adoptar serias medidas a favor de frágil situación de la mujer india.

El mes pasado, La India aprobó un nuevo proyecto de ley que contiene penas más severas, incluida la pena de muerte para los violadores.


La Policía ha detenido a Firoz Jan, de 27 años, un soldador que trabajaba en la planta de energía de Jhabua, cerca del lugar donde tuvo lugar la agresión. A su vez, ha arrestado a un segundo hombre, Rakesh Chaudhary, de 25 años, que presuntamente fue quien entregó a la menor al violador, aunque él no abusó de ella, según 'The New York Times'.

"La investigación sigue su curso", ha comentado el superintendente de la Policía del distrito de Seoni, Mithlesh K. Shukla. "Serán encausados pronto y recibirán el castigo más estricto", ha añadido.

El número de agresiones sexuales contra menores de 18 años en India ha aumentado ininterrumpidamente desde la década de los noventa y los casos de violaciones a menores de diez años se ha duplicado entre 1990 y 2011, llegando a los 875.

La Policía ha informado de que numerosas jóvenes han sido violadas en Nueva Delhi solamente en el mes de abril. A principios de este mes, una niña de cinco años fue violada en la capital india.

"La vida de una niña pequeña vale lo mismo en Delhi o en Madhya Pradesh", ha afirmado Varun Amar, un abogado de Bhopal, la capital de Madhya Pradesh. "Entonces, ¿por qué la gente no sale a la calle para protestar por la muerte de esta niña?", ha agregado ante la falta de acciones de los habitantes del estado donde ocurrió la violación.

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible