Ir al contenido principal

ECUADOR - Familias refugiadas reciben cupones de alimentos

- EL MERCURIO DIGITAL -
Familias refugiadas en Ecuador adquieren arroz, azúcar, lenteja, atún o yogur  sin pagar un centavo. Estas personas que viven en la provincia de Carchi, adquiere los alimentos con un cupón de USD 40, que entrega cada mes el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Paúl S., que tiene el estatus de refugiado en el país, adquiere arroz, azúcar, lenteja, atún, yogur... sin pagar un centavo. El extranjero, que vive en la provincia de Carchi, adquiere los alimentos con un cupón de USD 40, que entrega cada mes el Programa Mundial de Alimentos (PMA). El canje lo puede efectuar únicamente en el almacén Carchi Productivo, del Gobierno Provincial del Carchi (GPC). La tienda de abastos está ubicada en el primer piso del edificio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en las calles Ayacucho y Sucre. Paúl es una de las 1 200 personas, en condiciones vulnerables, que reciben la ayuda, gracias a un convenio del PMA y el GPC, comenta Álex Pabón, coordinador del proyecto solidario. También explica que con este bono puede adquirir cárnicos, enlatados, yogur, pescado, arroz, plátano verde, fréjol, lenteja... Los alimentos provienen de las huertas de pequeños agricultores y ganaderos de la provincia. Con ello se dinamiza la economía local, manifiesta Álex Pabón. En el caso de las personas que no se pueden movilizar hasta Tulcán, por cualquier motivo, señala Paúl, el PMA envía los alimentos hasta las comunidades acogientes. Según Julio Piarpuezán, vecino del caserío de Pizán, en el cantón Montúfar, otro de los objetivos del programa es que los beneficiados consuman y cocinen los alimentos de manera sana. Explica que funcionarios de la Prefectura llegaron a capacitarlos sobre la preparación de comida para utilizar hasta el último nutriente de cada producto. Pabón recuerda que se hizo un censo para identificar a las personas vulnerables que recibirán las ayudas. Ellos son ciudadanos muy pobres o en condición de refugio. En el último caso deben presentar sus documentos en regla. Según el PMA, esta institución invierte USD 800 000 y la Prefectura 200 000, en el proyecto. Antonio L., otro refugiado, agradeció la ayuda. "Muchos de nosotros salimos de nuestra tierra por el conflicto armado, con lo que llevamos puesto. Conseguir un trabajo aquí es muy complicado". Antonio considera que el bono debería tener un cupo mayor, porque hay familias numerosas. También dice que la mayoría de refugiados puede laborar únicamente como jornaleros. Ellos ganan USD 8 semanales. Les alcanza solo para el arriendo. El proyecto de apoyo a las personas vulnerables tiene otros componentes. Según Pabón, se promueve la instalación de huertos familiares y escolares, a cargo de personas refugiadas y en comunas de acogida. El objetivo, comenta, es atender a 120 100 personas de las provincias fronterizas con Colombia, en los próximos tres años. La escuela Manabí, del caserío de La Palizada cantón Tulcán, es una de las beneficiadas. En un patio de 20 m2 se sembraron hortalizas con el asesoramiento del GPC.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible