Ir al contenido principal

MALI - Los primeros resultados dan la victoria a Keita

31.07.13. elmercuriodigital.es -El equipo de campaña del exprimer ministro maliense Ibrahim Bubacar Keita ha asegurado que los primeros resultados de las elecciones presidenciales otorgan la victoria a su candidato por un amplio margen, según ha informado la agencia china de noticias Xinhua.

Pese a que los resultados a pie de urna, publicados por la prensa local, otorgan la victoria a Keita, sin necesidad de una segunda vuelta, sus rivales se han mostrado convencidos de que sí habrá una segunda votación, según la agencia estatal china.

En todo caso, los resultados de unos y otros son anteriores al recuento oficial de los votos de unos comicios caracterizados por la falta de violencia y la alta participación.

Los primeros datos oficiales deberían empezar a conocerse este mismo martes, pero los resultados finales no se harán públicos antes del viernes. En caso de que ningún candidato consiga el 50 por ciento de los votos, se celebraría una segunda vuelta el 11 de agosto.

Keita, candidato por la Asamblea por Malí (RPM), era uno de los dos principales favoritos en los comicios junto con el exministro de Finanzas y expresidente de la Comisión de la Unión Económica y Monetaria de África del Oeste (UEMOA) Soumaila Cissé.

Los observadores nacionales independientes han subrayado que los comicios han registrado "una gran movilización de los electores", especialmente en el sur del país.

OPORTUNIDAD

Las elecciones han sido presentadas como una oportunidad para que el país, otrora considerado como un modelo de estabilidad en el continente, vuelva a unificarse, tras la división entre el norte, mayoritariamente tuareg, y el sur, mayoritariamente negro.

Malí acude a las urnas bajo la presión de la comunidad internacional, especialmente de Francia, que quiere retirar el grueso de sus tropas si todo transcurre con normalidad, pese a que la amenaza de atentados por parte de los islamistas está en el aire.

La rápida intervención de Francia el pasado enero frenó el avance hacia el sur de los grupos islamistas, incluida Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), y el apoyo de tropas africanas, que actualmente están ya bajo mando de la ONU, ha permitido restaurar en buena medida la paz en el país.

No obstante, el nuevo presidente tendrá que negociar con los separatistas tuareg que operan en el norte, el Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA), organizar elecciones legislativas y superar el gasto de los más de 3.000 millones de euros para la reconstrucción prometidos por los donantes tras los comicios.

Hasta el año pasado y desde las manifestaciones que pusieron fin al régimen militar en 1991, Malí ha celebrado elecciones pacíficas que han traído consigo presidentes y gobiernos que han gobernado mediante el consenso y el clientelismo, ganándose una reputación de oasis de estabilidad.

Pero tanto los diplomáticos como muchos malienses afirman que esta fachada escondía una mala gestión gubernamental, corrupción generalizada y las tensiones étnicas entre la mayoría africana negra, que vive principalmente en el sur, y los grupos árabes y tuareg que residen en el norte.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible