Ir al contenido principal

EnviarImprimirAumentar tamaño caracteresReducir tamaño caracteres Salud mental: cómo sanar las cicatrices ocultas

Cruz Roja intensifica sus esfuerzos para dar visibilidad a los traumas psicológicos y ayudar a quienes los padecen

2014.elmercuriodigital.es ▫ Para el ojo inexperto, los efectos psicológicos de los conflictos armados y la violencia pueden ser difíciles de reconocer. El CICR está intensificando sus esfuerzos para dar visibilidad a los traumas psicológicos y ayudar a quienes los padecen.

En los últimos dos años, el CICR casi ha duplicado la dotación de su equipo de Salud Mental y Apoyo Psicosocial, que ahora cuenta con unos 55 colaboradores.

El equipo brinda apoyo a 23 programas en todo el mundo, mediante la formación y el asesoramiento de médicos, enfermeros, dirigentes comunitarios y líderes religiosos, voluntarios de las Sociedades Nacionales y maestros, a fin de reconocer los efectos psicológicos de los conflictos armados y la violencia, y de ayudar a las víctimas a superarlos.

“Estas son las personas a las que en general se acude para buscar ayuda”, dice Milena Osorio, asesora en salud mental y apoyo psicosocial. “Nos aseguramos de que tomen conciencia de las principales cuestiones relativas a la salud mental y de diversos aspectos psicosociales, y de que sepan cómo ofrecer una asistencia adecuada que no suponga la estigmatización de las víctimas ni provoque más daños."

Fortalecimiento del apoyo comunitario
Hace siete años, el CICR estableció el equipo de Salud Mental y Apoyo Psicosocial con el objetivo de reducir los elementos emocionales y sociales del sufrimiento psicológico.

Combinamos la ayuda psicológica en forma de asesoramiento o de psicoterapia con actividades que ayuden a las comunidades a hacer frente a los efectos psicológicos que traen aparejados los conflictos y la violencia.

Provincia Oriental, República Democrática del Congo
En la Provincia Oriental de la República Democrática del Congo, el CICR presta apoyo a las personas que trabajan con niños que han estado vinculados con grupos armados.

Para muchos de estos niños, la experiencia de haber participado en un grupo armado ha sido traumática, y nosotros asesoramos a los miembros de la comunidad acerca de las secuelas de una experiencia de ese tipo, como por ejemplo, ansiedad, insomnio, visiones retrospectivas, pesadillas, fatiga y agresión. También se enseña a escuchar a los niños y a motivarlos para que hablen acerca de sus experiencias.

“Al principio, los niños se comportaban de manera muy agresiva, causaban  problemas en la escuela, y los maestros solían sacarlos de la clase, separarlos del resto de sus compañeros o infligirles castigos corporales", dice Erica Pellizzari, delegada del CICR en Dungu, República Democrática del Congo.

"Nos sentamos a conversar con los maestros y los incitamos a tratar de hablar con los niños y a entablar conversaciones con ellos. Les explicamos la importancia de evitar estigmatizar a esos niños como niños malos frente a los demás. Desde entonces, el número de castigos corporales ha disminuido."

Apoyo a las víctimas de la violencia
Nuestra labor también incluye apoyo a las víctimas de violencia sexual:  mujeres, niños y hombres.

Durante muchos años, el CICR ha venido capacitando a las comunidades de Kivu Norte y Kivu Sur, en la República Democrática del Congo, a fin de que puedan brindar apoyo a las víctimas de violaciones y de otras formas de violencia, que concurren a unas 40 casas de escucha situadas en la región. Una casa de escucha es un centro de asesoramiento adonde las víctimas de la violencia pueden concurrir para hablar en confianza sobre sus experiencias.

México
Desde 2012, el CICR colabora con la Cruz Roja Mexicana para prestar apoyo psicosocial en Ciudad Juárez a los equipos de respuesta inicial que deben intervenir en situaciones sumamente peligrosas, tanto para ellos como para sus pacientes. En enero de 2013, el CICR y la Cruz Roja Mexicana pusieron en marcha un programa de apoyo psicosocial y en salud mental en nueve escuelas de Ciudad Juárez, a fin de ayudar a los alumnos de entre 11 y 16 años de edad a superar las consecuencias que la violencia cotidiana trae aparejadas en sus comunidades. Ya han participado más de 6.500 estudiantes y 600 profesores en ese proyecto.

Nepal
En Nepal, los rituales funerarios constituyen una parte importante del proceso de duelo, pero muchas familias de personas desaparecidas no han podido llevarlos a cabo, puesto que no ha sido hallado el cuerpo de la persona desaparecida. Al no poder realizar esos rituales, las familias tienen la sensación de que no se reconoce su pérdida. En 2010, el CICR puso en marcha el programa de acompañamiento de Hateymalo (dándose las manos) para ayudar a las familias a afrontar la incertidumbre y a reconstruir vínculos en la comunidad.

Los grupos de apoyo permiten que las personas hablen acerca de sus experiencias y decidan de qué manera recordarán a sus familiares desaparecidos. Una de las conclusiones a las que han llegado es que es necesario contar con el reconocimiento público de aquellos que han desaparecido.

"A las madres se les ocurrió la idea de construir un monumento en memoria de las personas desaparecidas, como por ejemplo, un lugar de descanso, o plantar árboles", dice Yubaraj Adhikari,  persona de referencia del CICR para el programa Hateymalo de Nepal.

"Otras personas han llevado a cabo ceremonias de oración tradicionales, en cuyo marco los sacerdotes o curanderos dicen oraciones para apaciguar a los dioses y lograr que las almas de las personas desaparecidas descansen en paz. Comunidades enteras asisten a esas ceremonias para conmemorar a las personas desaparecidas y mostrar solidaridad con sus familias. Hasta el momento, unas 1.000 familias se han beneficiado con el proyecto".

Perspectivas
A principios de este año, unos doce miembros del equipo de Salud Mental y Apoyo Psicosocial se reunieron en Ginebra para analizar los retos de cara al futuro. Reconocieron la importancia de intercambiar prácticas y experiencias, y de armonizar los métodos de trabajo.

"Esperamos poder brindar atención en salud mental también a los detenidos", dice Pierre Bastin, asesor en salud mental y apoyo psicosocial. "Además, reforzaremos las medidas de apoyo a las víctimas de violencia sexual e incorporaremos mayor apoyo psicosocial y en salud mental en nuestros programas de salud."




Justicia climática para África



ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible