Ir al contenido principal

Indígenas ayoreos de Paraguay envían un llamamiento urgente a un magnate español

Demandan en un vídeo la devolución de su tierra ancestral, que está habitada por sus familiares no contactados

•elmercuriodigital ▫ Líderes indígenas ayoreos de Paraguay han enviado un llamamiento en vídeo sin precedentes a la constructora española Grupo San José y a su filial, la compañía ganadera Carlos Casado S.A., demandando la devolución de su tierra ancestral, que está habitada por sus familiares no contactados.

En el breve vídeo, tres hombres ayoreos hablan sobre la implacable amenaza de deforestación que los ganaderos ciernen sobre la tierra de los indígenas ayoreos no contactados y piden a los simpatizantes que les ayuden a proteger el bosque del Chaco de una destrucción aún mayor.



Porai Picanerai, uno de los líderes ayoreos, dice: “Y pido al Grupo San José que nos devuelva nuestro territorio, porque si ellos deforestan el monte nuestros hermanos que aún viven en la selva tendrán miedo de las topadoras”.

La filial del Grupo San José, Carlos Casado S.A., posee extensas zonas de la tierra ancestral de los ayoreo-totobiegosodes en el Chaco, al norte de Paraguay, y ya fue pillada “in fraganti” por deforestar el bosque ilegalmente. De hecho, el Chaco registra una de las tasas más rápidas de deforestación del mundo.

Un segundo líder ayoreo, Esoi Chiquenoi, declaró: “Quiero que los cojñones [no indígenas] nos ayuden a defender nuestro territorio, el territorio de nuestros abuelos, porque tenemos todavía gente en el monte (…) Y antes no sabíamos hacia dónde nos íbamos por tanta deforestación”.

“Porque Jonoine [líder de los indígenas ayoreos no contactados] está todavía en el monte y seguro tiene miedo de las topadoras y los camiones”, añade un tercer líder indígena, Gabide Etacori, que teme por sus parientes aislados.

Los últimos indígenas no contactados fuera de la Amazonia se ven obligados a vivir huyendo de las topadoras (excavadoras) que derriban sus casas y jardines para dar paso a la ganadería. Las enfermedades introducidas por los foráneos podrían diezmar a los indígenas.

La mayoría de los ayoreos que han sido contactados y sacados del bosque padecen ahora serias enfermedades respiratorias como la tuberculosis. Varios han muerto en los últimos años.

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible