Ir al contenido principal

La Plataforma Mediterránea de Migraciones Cruz Roja Media Luna Roja pide que se deje de llamar “ilegales” a las personas que se desplazan

"Todos los seres humanos, especialmente aquellos que huyen de los conflictos y la inseguridad, deberían tener acceso sin restricciones a los derechos humanos básicos, especialmente el derecho a la protección, la atención de salud, la educación y los servicios sociales, en cualquier fase de su viaje"

•elmercuriodigital ▫ San Marino/Ginebra.-   Las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja de los países mediterráneos se reunieron en San Marino para celebrar el encuentro anual de la Plataforma de Migraciones, con el objetivo de coordinar y reforzar la respuesta humanitaria a las necesidades acuciantes de los migrantes en sus países de origen, tránsito y destino.

El evento es organizado cada año por la Cruz Roja de San Marino, el Centro de Cooperación del Mediterráneo, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) y el CICR.

©Wikimedia

"Todos los seres humanos, especialmente aquellos que huyen de los conflictos y la inseguridad, deberían tener acceso sin restricciones a los derechos humanos básicos, especialmente el derecho a la protección, la atención de salud, la educación y los servicios sociales, en cualquier fase de su viaje", señaló Francesco Rocca, vicepresidente de la FICR. "Se debe respetar y proteger en cualquier circunstancia la dignidad humana, y hacemos un llamamiento a todos para que se deje de denominar migrantes ilegales a las personas que se desplazan".

"Los problemas de los migrantes nos preocupan enormemente y requieren mucha atención y esfuerzo por parte de todos nosotros", señaló la vicepresidenta del CICR, Christine Beerli. "A medida que escasean cada vez más las vías seguras para llegar a Europa y dado que todavía hay conflictos activos, todos deberíamos ser conscientes de que los migrantes eligen las únicas opciones que tienen, sin importar lo arriesgadas que sean".

Los participantes en la reunión de la Cruz Roja y la Media Luna Roja subrayaron que las personas llegan a las fronteras internacionales por diversas razones y con distintas vulnerabilidades, y que siempre se las debe tratar con humanidad, independientemente de su estatuto jurídico.

"Los migrantes tienen un derecho legítimo a la esperanza y a las oportunidades de concretar su potencial. Traen ventajas y experiencias sociales, económicas y culturales ricas. Sus aptitudes, conocimientos y resiliencia pueden hacer contribuciones pertinentes y significativas a sus comunidades de acogida", agregó Francesco Rocca.

La llegada de migrantes suele alcanzar su pico en los meses de primavera y verano del Mediterráneo, por el tiempo favorable que presentan, pero los números aumentan dramáticamente debido a las crisis prolongadas que afectan a la región.

La mayoría de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja del Mediterráneo trabajan sin descanso para brindar protección y asistencia a las personas que se desplazan. Van a reforzar su respuesta para adaptarse a las necesidades crecientes, y tienen en cuenta asimismo la importancia y las necesidades específicas de las comunidades de acogida.

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible