Ir al contenido principal

El Quijote cabalga por los Andes


Jorge Zavaleta Alegre.- Las constituciones de por lo menos once países – Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay, Perú y Venezuela – reconocen y aceptan su pluri o multiculturalidad y algunos, como en el caso ecuatoriano, que trasluce el carácter «multinacional» del país.

La ciudad ayacuchana de Pauza, en los Andes centrales, es conocida como “La Capital Cervantina de América”, porque en el siglo XVI en esa apacible ciudad serrana, se escenificó por primera vez en América Latina, la obra de El Quijote de la Mancha.



Actualmente, es un pueblo que sigue sufriendo las deficiencias administrativas de los gobiernos de turno, ahora dominado por excesos y errores derivados del modelo neoliberal, cuya concentración del crecimiento de 67 meses continuos solo beneficia al capital extranjero y sigue ausente una educación de calidad y descentralización administrativa, sembrada de corrupción, narcotráfico y una economía informal que supera el 60% de ingresos que no llegan a las arcas fiscales.

Demetrio Túpac Yupanqui, al cumplir 91 años de edad, terminó de traducir todo ‘El Quijote’ al quechua. Empezó con esta ardua labor hace 10 años y la culminó para la celebración del cuarto centenario de esta novela clásica.

A 400 años de su publicación, la obra cumbre de Miguel de Cervantes Saavedra, Don Quijote de la Mancha, se suma a un nuevo idioma en la larga lista de traducciones: el quechua.

El Quijote se encuentra disponible en 70 lenguas distintas, Esta vez, justo con motivo del IV Centenario de la obra clásica, el traductor culminó la segunda parte (y también le tomó dos años).

Demetrio Tupac Yupanqui, por la traducción de la primera parte, recibió el título inca de Amauta Capac Apu (gran maestro y señor) del Consejo de los cuatro Incas que reúne a los descendientes del imperio incaico en el Cusco.

En América Latina hablan quechua unos 20 millones de personas que viven en Perú, Bolivia, Argentina, Chile, Ecuador y Colombia.

El título en quechua: Yachay sapa wiraqucha dun Qvixote Manchamantan (El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha). ¡Anchata munakuyki sonqochallay!”, es un equivalente al inglés “I love you” o a la fría frase castellana “te quiero mucho”. El equivalente de la frase es, en cambio, más musical y más tierno. Algo así como “¡yo te quiero mucho, corazoncito mío!”, expresa Demetrio Tupac Yupanqui.

La traducción de la obra de Cervantes al idioma andino opera como testimonio de la resistencia de una lengua nativa, como el quechua, que actualmente hablan 20 millones de personas a lo largo de toda Sudamérica.






•elmercuriodigital• 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible