Ir al contenido principal

Sin refugio, sin hogar



Akki Adduok, una sursudanesa desplazada, se sienta, el 26 de febrero de 2016, en el lugar donde tenía su refugio en Malakal, Sudán del Sur. AFP / Albert Gonzalez Farran



Durante la noche del miércoles, los equipos de MSF atendieron a 36 heridos en el hospital que gestionan dentro del campo; uno de ellos trabajador de la organización. Durante toda la jornada de ayer jueves y durante la madrugada del jueves al viernes siguieron llegando nuevos heridos hasta el hospital. En total, desde que comenzaron los ataques, casi un centenar de personas han sido atendidas en el hospital de MSF, la mayoría de ellas con heridas de bala.

La escalada de violencia tuvo lugar durante al menos tres horas en la noche del miércoles al jueves, lo que forzó a cerca de 600 personas, la mayoría mujeres y niños, a refugiarse en el recinto del hospital. Los equipos de MSF trabajaron durante toda la noche para tratar a los heridos; al menos 25 de las personas atendidas presentaban heridas de bala y ocho requirieron de intervenciones quirúrgicas.




•elmercuriodigital• 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible