Ir al contenido principal

50.256 personas refugiadas se reparten por toda Grecia en espera de una solución para sus vidas

11.500 se encuentran en Idomeni


Policías macedonios vigilan la frontera con Grecia este 27 de marzo de 2016. EFE/EPA/GEORGI LICOVSKI

Atenas (EuroEFE).- Numerosos refugiados se han concentrado este domingo en el campamento de Idomeni para tratar de cruzar hacia la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) tras propagarse el rumor de que el paso fronterizo abriría hoy.

Según informan medios locales presentes en este campo, desde primeras horas de la mañana comenzaron a llegar migrantes y refugiados desde centros de acogida cercanos y a reunirse en las vías del ferrocarril que atraviesa este campamento improvisado.

"Hemos oído que hoy van a abrir la frontera y hemos venido a cruzarla. Nos dijeron que con nosotros estarían la Cruz Roja y 500 periodistas de todo el mundo", dijo a la agencia de noticias griega AMPE un joven sirio que llegó en la madrugada a Idomeni desde Yiannitsa, un centro de acogida cercano.

La policía está tratando de calmar la situación y advierte a través de megáfonos en árabe y farsi de que la frontera no abrirá y que quien intente cruzarla pone en riesgo su vida.

En declaraciones a la cadena de televisión privada Mega, el portavoz del centro de gestión de crisis, Yorgos Kyritsis, no quiso excluir que detrás de estos rumores haya gente que quiera explotar el sufrimiento de los refugiados.

Piden que no se juegue con el dolor de la gente

"Crear expectativas que no pueden cumplirse entre personas que sufren es algo que no debe hacerse. Hay que ser muy cuidadoso con la solidaridad y las ONG deben informar cuando circule este tipo de información", sostuvo.

Las protestas de hoy pueden suponer un revés adicional a los esfuerzos del Gobierno de desalojar Idomeni pacíficamente.

El viernes, el Gobierno envió una veintena de autocares al campamento para animar a las más de 11.000 personas que malviven en pésimas condiciones allí a que se trasladen a centros de acogida cercanos.

Hasta esta mañana habían partido once autocares con unas 600 personas.

La mayoría, sin embargo sigue reacia a abandonar el campamento, pues todavía confía en poder cruzar la frontera.

Kyritsis anunció que a partir de este lunes se redoblarán los esfuerzos por convencer a la gente a que abandone el lugar.

Mientras tanto, el número de nuevas llegadas se mantiene bajo estos días, y en las últimas 24 horas tan solo llegaron a las islas griegas desde la costa turca 73 personas, todas a Lesbos.

En total, el número de personas repartidas por todo el país ascendía hoy a las 07.30 hora local (04.30 GMT) a 50.256, de las que 11.500 se encuentran en Idomeni.

Desde el año 2014 han pasando por Idomeni un gran número de refugiados procedentes de la guerra civil en Siria, pero también emigrantes venidos de Afghanistan, Pakistán y otros países de Oriente Medio. Esta ruta es la escogida por los emigrantes porque comunica con países no incluidos en el Espacio de Schengen. Con los ataques de Francia y Rusia contra el grupo terrorista Estado Islámico, la migración ha ido en aumento. El gobierno de Grecia, para cumplir con acuerdos con la Unión Europea, ha decidido cerrar la frontera y ha establecido un campo de refugiados en esta localidad.




•elmercuriodigital• 




">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible