Ir al contenido principal

Más paro, más precariedad y menos protección por desempleo

UGT: El empleo que se crea es de peor calidad


Para UGT, el dato publicado hoy por el INE pone de manifiesto que el paro subió en 11.900 personas en el primer trimestre del año, refleja claramente que la recuperación del empleo en nuestro país no es sólida. Las elevadas cifras de temporalidad, la rotación laboral en el empleo temporal y en el indefinido, y ascenso de la contratación parcial involuntaria, perfilan en España un futuro mercado de trabajo de baja calidad, poco cualificado, con bajas remuneraciones y sin estabilidad en el empleo.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el año 2016 comienza con la destrucción de 64.600 empleos con respecto al trimestre anterior (un 0,36%), mientras el desempleo aumentó en 11.900 personas (un 0,25%). El número total de desempleados se situó en 4.791.400, y la tasa de paro subió en el primer trimestre una décima, hasta el 21%. Una tasa de paro que afecta en mayor medida a mujeres (22,78%) que a hombres (19,45%).

Para UGT, las cifras muestran que la recuperación del empleo es inestable y viene de la mano de la precariedad, con empleo de escasa calidad y bajas remuneraciones. Las elevadas cifras de temporalidad se consolidan, como muestra el dato de que el empleo temporal creció un 10,1% en el año y el indefinido sólo lo hizo un 1,8%. Persiste así la tendencia estructural a la contratación temporal, situando la tasa de temporalidad por encima del 25%.

Se observa además el mantenimiento de la parcialidad involuntaria: el 61,8% de las personas ocupadas a tiempo parcial no han podido encontrar un empleo a tiempo completo. Todo ello perfila en España un futuro mercado de trabajo de baja calidad, poco cualificado y en el que la estabilidad estará ausente. (sigue leyendo después del vídeo)



Valoración de Pepe Álvarez, Secretario General de UGTAdemás, se expande el efecto desánimo, como muestra la evolución anual de la población activa, que registra un descenso de 78.400 personas, acorde con el incremento de la inactividad (entran en la inactividad 53.100 personas y la tasa de actividad se reduce hasta el 59,3%). Esta situación afecta sobre todo a jóvenes (la inactividad creció entre los menores de 25 años en 60.100 personas). Tras años de crisis, la paralización de políticas de empleo destinadas a los jóvenes (como es el Plan de Garantía Juvenil) y las débiles expectativas de encontrar un empleo de calidad, están consolidando procesos de emigración.

Asimismo, se está produciendo un avance de la precariedad en el desempleo, con una extensión del paro de larga duración (situado en el 57,7%) con una incidencia del paro de muy larga duración (más de dos años) del 43,2%. Aumenta el número de hogares con todos sus miembros en paro (1.610.900 en este primer trimestre) y el número de hogares sin ingresos se sitúa en 719.000. A ello se añade una tasa de cobertura en descenso que no llega al 55% y unas políticas de empleo que no están siendo efectivas a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas, en especial de los parados de larga duración.

Será imprescindible, para mejorar la atención a las personas en esta situación, extender la protección por desempleo. En este sentido, el Gobierno en funciones deberá considerar, junto a los interlocutores sociales, las medidas oportunas para ampliar el alcance del Programa de Activación para el Empleo, con el fin de poder atender a más beneficiarios. La prórroga del PAE debe acompañarse de una flexibilización de los criterios de acceso al programa.






•elmercuriodigital• 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible