Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como ANA CUEVAS

Quemar la manta

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - A pesar de los escándalos de toda índole que se destapan en estos días, el ciudadano de a pie se queda con la inquietante sensación de que solo nos enteramos de la punta de un monumental iceberg. Aquí nada ni nadie es lo que parece. Un ex-presidente de la nación que defrauda a la Hacienda pública, involuntariamente, pese a sus antecedentes como inspector fiscal. Un respetable ex-ministro que cuenta cien versiones diferentes de cuentos panameños para justificar su distraída firma en documentos comprometedores que asegura no haber leído. ¡Hay que leer más! Sobre todo las cositas que firmamos, que luego pasa lo que pasa. 

El "fregao" de Panamá

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual .- Cada día van apareciendo nuevos actores en la tragicomedia "Al Panamá-má yo me voy, voy, cuando quiero defraudar..." Sorprendentemente, entre los patriotas que brotan de los offshores del paraíso fiscal, todavía no ha salido el nombre de ninguna fregona o pescatera. Es lógico. Como decía Mario Conde desde su tribuna ética de Intereconomía, hace falta ser hortera para no tener una cuenta en Suiza. O en Panamá.

Je suis Zahra

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Según dice la ONU y el propio papa Francisco estamos viviendo la tercera guerra mundial. Estoy de acuerdo. Millones de seres humanos sufren en sus carnes la violencia de unos estados más interesado en controlar posiciones geo-estratégicas que en preservar del horror la vida de los ciudadanos. El zarpazo terrorista también alcanza nuestra zona de confort occidental. Esa atalaya desde la que observábamos la injusticia y el abuso que se ejerce sobre gran parte del planeta ya no es invulnerable. Si antes bastaba con cubrirnos con un impermeable virtual para evitar que nos afectaran las salpicaduras de sangre de otras etnias y nacionalidades, ahora es nuestra propia sangre la que mana a causa del odio y la sinrazón del terrorismo. "Je suis Charlie", "Je suis Bruselas", repiten las buenas gentes europeas. Pero pocos entiende que "Nous sommes Pakistan, Siria, Yemen o NIgeria". Que las víctimas que este sucio conflicto produce a di

El honor de ser fregona

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual.-  Se puede decir más alto pero no más claro. Al final, cada cual es cada quién, y saca lo que lleva dentro como puede. Es el caso del concejal del PP Oscar Belmán Boldú que, refiriéndose a la alcaldesa de Barcelona, esputó la podredumbre que alberga su cerebro con la siguiente afirmación: " En una sociedad sana y seria, Ada Colau se dedicaría a fregar suelos". Pues claro que sí amigo. En una sociedad sana y seria, como esa España franquista que usted rememora comparándola con una Arcadia feliz, una pelada como la Colau estaría de rodillas, puliendo los suelos de su santa madre a cambio de un puñado de garbanzos.

La ternura de los pueblos

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - "No quiero pasar el tiempo que me queda jugando a las cartas o a la petanca. Quiero contribuir a la lucha para recuperar los derechos perdidos para nuestros hijos y nietos. Aportar mi experiencia para conseguir un futuro mejor para las generaciones venideras"

Matar a un ruiseñor

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual .-Soraya era una joven de 37 años, trabajadora y madre de un niño pequeño, dueña de una sonrisa que irradiaba luz a su alrededor. Como casi todo el mundo, Soraya buscaba amar y ser amada. Pero se topó con un psicópata que confundía el amor con la posesión y el sometimiento. Le bastaron unas pocas semanas para detectar en él comportamientos alarmantes y decidió romper la relación. Es lo que todo el mundo nos dice que debemos hacer cuando nuestra pareja desarrolla unas características similares. Y ella lo hizo. La reacción del individuo fue una explosión de ira y frustración que le condujo a mantener a Soraya y a su hijo secuestrados a punta de pistola durante seis angustiosas horas. "Voy a mandar a tu madre a un sitio del que jamás podrá regresar"- Sentenció el agresor dirigiéndose al niño de seis años. Nos dicen que debemos denunciar hechos parecidos y pedir protección. Y ella lo hizo. Unos días más tarde Soraya fue asesinada a tiros en su puesto

El sueño de una sombra

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual.- Aquel 23 de febrero de mi adolescencia preparaba un examen de griego del que debía rendir cuentas al día siguiente. La música de una vieja radio me hacía compañía mientras intentaba traducir un texto del poeta Píndaro: "σκιᾶς ὄναρ ἄνθρωπος". (El hombre es el sueño de una sombra). Cómo intuir que la sombra que se estaba proyectando en nuestro país aquel día se podría alargar durante tantas décadas rehuyendo la claridad, escondiendo sus oscuros orígenes, dejando una yaga abierta en la sociedad que perdura todavía. No, no tenía ni idea de lo que estaba pasando ni tampoco podía dilucidar la gravedad del asunto. De repente, una marcha militar invadió mi alcoba. Intenté buscar otra emisora. La misma cantinela en todos los diales. Sonó el teléfono y una de mis hermanas mayores me explicó lo que estaba sucediendo. Un golpe de estado. Nuestra joven democracia, también en los albores de la pubertad, estaba siendo secuestrada a golpe de tanque y de pis

...Y ahora empieza el tiroteo

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Aquí, en Españistán, las cosas siempre dependen del color del prisma con el que se mira. El problema es que el prisma es azulón y no distingue matices. Por ejemplo: Puedes ir a la cárcel por un teatro de títeres o por ejercer el legítimo derecho a la huelga porque las retículas de los gerifaltes se contraen con los destellos rojizos que emanan de los insurgentes. Pero, ¡ay amigo! si de lo que hablamos es del saqueo sistemático del país por parte del partido más votado la cuestión se pone azul tortilla y sus actos delictivos adquieren una tonalidad apastelada que suaviza las fechorías perpetradas. Dice don Mariano que el objetivo nacional es la lucha contra la corrupción. Pero no especifica de qué nación habla. Desde luego, no ha de ser la nuestra. Ni tampoco se refiere a su partido donde ha quedado bien probado que son mucho y muy corruptos. Bueno, al menos ellos no usan moñigotes para blanquear dinero público ni financiar ilegalmente esas sedes que se

El Tragachicos

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Cuando era niña mi padre me llevó al "Tragachicos". Se trataba de una atracción que se montaba en Zaragoza para la fiestas del Pilar. Un gigantesco baturro por cuya boca era engullida la chiquillería y del que, tras deslizarse por un tobogán que estaba dentro de su estructura, salían alborozados los pequeños valientes que no temían atravesar las tripas del titán con cachirulo. Pese a que mi progenitor insistía en la inocuidad del artefacto y en la diversión que me perdía, nunca consentí en aventurarme a viajar por su interior. ¿Y si decidía no expulsarme? ¿Qué pasaría si me quedaba atrapada ahí adentro para siempre? ¿Me buscaría mi familia en sus entrañas? Y aunque lo hicieran, ¿lograrían encontrarme o asumirían mi desaparición como quién pierde un paraguas en un día soleado? Por si las moscas, me negué tozudamente a hacer la prueba ignorando las garantías de que nunca había sucedido tal cosa. Pero, en mi caso, nada ni nadie me obligaba a p

Si yo tuviera una escoba...

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual.-  Manuela se levantó, como cada día, a las cinco de la mañana. Su rutina laboral consiste en fregar y pulir patios y escaleras de diversas comunidades de vecinos. La empresa para la que trabaja le manda que realice sus tareas en lugares bien distantes entre sí. El tiempo que emplea en los desplazamientos no está remunerado. Una jornada de ocho horas acaba convirtiéndose en doce o más. Los tiempos para desempeñar el trabajo están minimizados pero la exigencia es máxima. Todo debe quedar reluciente. Si hay quejas, Manuela podría perder su puesto de trabajo. Algo que no puede permitirse con un marido parado desde hace cinco años y tres churumbeles que tienen la mala costumbre de comer todos los días. Su sueldo apenas alcanza los ochocientos euros mensuales. Ahora podría ser incluso mucho menor. El convenio de limpieza de edificios y locales de Aragón ha decaído y las empresas tienen la prerrogativa de ceñirse al Estatuto de los Trabajadores. Poco más de s

¡La que has "liao" Manuela!

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual .- ¡Que paren las máquinas que mueven el universo! Por fin tenemos pruebas fehacientes de la naturaleza bolivariana, bolchevique y anti-sistema de la alcaldesa de Madrid. Cayetana Álvarez de Toledo y Peralta-Ramos, XIII marquesa de Casa Fuerte y diputada del Partido Popular, ha descubierto la cara más ruiz, mezquina y miserable de Manuela Carmena. La alcaldesa ha destruido la ilusión de su niña. La muy bruja ha cambiado el traje auténtico de sus majestades (por cierto, ¿alguien sabe como vestían de verdad los genuinos?) por unas túnicas hechas con unos mandiles que le sobraban a Chicote. ¿Se puede ser más desalmada?. Es lógico que la ilustre Cayetana grite a los cuatro vientos que no piensa perdonar a la alcaldesa rojeras. Su pequeña sufre un shock post-traumático. Pero no solo por el rechazo que producen en su sensibilidad pija congénita las telas de mercadillo que portaban las mágicas majestades. Además, la malvada Manuela ha eliminado el palco privil

El año del mono de fuego

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - La mitad cántabra que bulle por mis venas se desangra ante la desolación que dejan atrás las llamas. Es como si el fuego devorara, uno por uno, los recuerdos de mi infancia. Esas excursiones con ms primos en las que la agreste naturaleza se convertía en un inmenso y siempre sorprendente patio de recreo. La contundente belleza de su paisaje, tan verde como los melancólicos ojos de mi padre, que conseguía dejarme sin aliento. Esa sensación de libertad, de comunión con los árboles y las praderas que supongo que fue el génesis de mi posicionamiento absolutamente panteísta. Nos cuentan que son incendios provocados. Oscuros y torticeros intereses se esconden detrás de la mano del pirómano. Subvenciones, recalificaciones... si se investiga a quienes beneficia este desastre estaremos más cerca de los responsables. Pero hay muchos grados de culpabilidad en estos crímenes. Un trabajo en equipo, diría yo. Unos riegan de gasolina el terreno y otros prenden la ce

Milagros, pesadillas y delirios navideños

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Un internauta cachondo ha lanzado a la red la siguiente reflexión: "Si los españoles fuéramos dinosaurios, votaríamos a los meteoritos." Algo de eso ahí. Porque de otra forma no se explica que el PP siga siendo la fuerza política más votada en las últimas elecciones. Es verdad que a Mariano se le han caído muchos palos del sombrajo y que ha sido una victoria cortita que se ha quedado muy lejos de la mayoría absolutista en la que se manejan tan a gusto. Pero lo cierto es que todavía quedan muchos españoles que optan por el meteorito conocido antes de explorar posibilidades menos "serias". Nadie cuestiona la seriedad que ha esgrimido el PP en aspectos como la corrupción de muchos de sus cargos. Cero. Nada. Ninguna. Todos hemos sido testigos de que han mentido como bellacos negando la mayor e intentando escurrir el bulto de sus responsabilidades. Mariano, como su amigo Luis, ha sido fuerte y ha resistido el embate de detritos que rebosa

Rajoy y las ballenas

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Las elecciones están a tiro piedra y los chicos y chicas del gobierno se afanan por demostrar que cuenta con un electorado de lo más versátil. El Partido Popular se abre para acoger otras sensibilidades más "indies" y bohemias. Lejos de la estética mega-pija o  ultra-casposa (con o sin peineta incorporada), las nuevas generaciones que se acercan al PP aparecen con un look más moderno y trasgresor. Como el presunto hipster que se quiso fotografiar con Rajoy en pleno acto de campaña. Mariano consagró el momento colgando en su twitter una foto en la que rodeaba con su brazo al barbudo joven y añadió el siguiente texto: "Nos vota gente muy diferente. También los hipsters. Confía en el PP" Pero como decía mi abuela, el hábito no hace al monje (ni unas barbas te convierten en un hipster). Los hábitos , como las barbas, a veces son solo parte del atrezo. Un disfraz que trata de distraer la atención sobre la auténtica personalidad del indiv

Demasiadas ausencias

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - "Me gustas cuando callas porque estás como ausente y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca." Seguro que Neruda no escribió estos versos pensando en alguien como el bueno de Mariano. Pero la poesía, como la política, tiende a ser volátil y maleable cual púber perianal. Por eso el atril vacío del presidente, en ese debate a cuatro que se quedó en trípode, acabó siendo todo un poema. Una oda satírica a una ausencia inexplicable para cualquier otro país que tenga un mínimo de cultura democrática. La verdad es que el debate ya venía recortado de antemano. Había otras ausencias que tan siquiera contaron con ese atril estático representando un vacío. Ausencias como la de una mujer liderando cualquiera de las formaciones. La equidad entre los sexos sigue siendo una asignatura pendiente para todos los partidos políticos, incluidos los que se definen progresistas. O como la ausencia de Alberto Garzón. Un escandaloso hueco en blanco que descabalg

Virilidad de barra

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual.- El terrorismo yihadista no parece un problema sencillo de afrontar. Cuanto más ahondamos en su análisis, más complejo parece hallar una solución. De lo que no cabe duda es que sería necesaria una estrategia global que abarcara varios frentes. Interferir sus vías de financiación (aunque es un asunto complicado porque algunas no provienen de los pozos de petróleo sino de secuestros y extorsiones en las zonas ocupadas), que occidente deje de suministrar armas que acaban en sus manos, obligar a posicionarse a los países del Golfo pérsico o hackear masivamente las páginas proselitistas que pueblan internet podrían formar parte del paquete de respuestas. Pero no basta. Hacen falta otras medidas estructurales que atañen a la política exterior e interior de los países occidentales. Para enfrentarnos a esta cuestión con algo de superioridad moral Occidente necesita hacer una autocrítica. Nuestras intervenciones en muchos conflictos internacionales han superpuest

El enemigo invisible

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - A escasas horas de los trágicos atentados en París la comunidad internacional se encuentra en estado de shock. Los españoles hemos sufrido un trágico dejá-vu al recordar a otras víctimas inocentes que un ominoso 11 de marzo fueron el blanco del fanatismo irracional del yihadismo. Entonces, pese a las insidiosas y manipuladoras acusaciones del gobierno del PP, se demostró que nos enfrentábamos a una escala del horror que superaba a la de los asesinos etarras. A una clase de criminales que estaban dispuestos, literalmente hablando, a morir matando y llevarse por delante el mayor número de víctimas posibles. Los hombres que la noche del viernes perpetraron una carnicería simultánea en las calles parisinas sabían que iban a morir. Han sido programados para ello. Un lavado de cerebro del que no escapan muchachos y muchachas occidentales con educación y sin ningún antecedente delictivo. La consigna estaba en los gritos que realizaron mientras acribillaban a l

Disculpen las molestias: nos están asesinando

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - Existe un grupo terrorista que produce lobos solitarios programados para crímenes escalofriantes. Su origen es muy antiguo por lo que cuesta mucho hacer un balance estimado de sus víctimas. Solo en los últimos veinte años 1378 personas han sido asesinadas en nuestro país a sus manos. Ni ETA ni los yihadistas han conseguido un récord tan macabro. Sin embargo, el reguero de cadáveres no cesa, tres más en los últimos días en apenas 72 horas. A estas alturas sabrán que hablo del terrorismo machista. Una lacra social de cuya filosofía han participado hombres y mujeres aceptando roles arcaicos y educando en la desigualdad a su prole. La epidemia es global y en algunos países alcanza una virulencia, incluso institucional, que pone los pelos de punta. Generalmente, tras una lapidación, una religión misógina impulsa la mano que lanza la piedra.. En España tampoco nos libramos de su influjo. El polémico libroCásate y se sumisa define meridianamente la actitud que

El Halloween carpetovetónico

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual. - La noche de difuntos ya no es lo que era. Recuerdo a mi abuela llenando la oscuridad de la casa de pequeñas velas que flotaban en aceite. Son para guiar a las almas perdidas- me explicaba esa mujer recalcitrantemente atea pero que, muy a menudo, tenía estas incongruencias. En semejante ambiente esotérico, don Juan Tenorio se burlaba de lo sagrado y lo humano desafiando a las más altas instancias celestiales: Clamé al cielo y no me oyó. Más, si sus puertas me cierra, de mis pasos por la tierra: responda el cielo, no yo. En el Don Juan también había fantasmas sí, pero a la española. Fantasmas pendencieros que se batían en duelo para enmendar su honra mancillada. Como hacen los machos (cabríos). Partiéndose el alma. En España seguimos teniendo overbooking de fantasmas. No nos falta de nada. Fantasmas que no pueden evitar mostrar su idiocia, como Willy Toledo, para soltar sus escatológicas opiniones sobre los principales símbolos patrios. Siempre que hab

Descerebrando a todo trapo

OPINIÓN de Ana Cuevas Pascual .- El ministerio de educación del gobierno de España lo tiene clarinete. Una ciudadanía con pensamiento autónomo y capacidad para cuestionar las versiones oficiales nunca ha convenido a los intereses de los poderosos. Banqueros chupasangre, empresarios cicateros, políticos corruptos y organismos podridos medran con más facilidad en una sociedad abotargada que en una compuesta por individuos críticos y despiertos. Por lo pronto, a Kant, Nietzsche y Platón, entre otros muchos, les han hecho un ere fulminante para expulsar la filosofía de las aulas y salvaguardar las tiernas cabecitas de nuestros estudiantes del trabajoso esfuerzo de echarse a pensar. ¿Para qué tanto desgaste neuronal cuando podemos encauzar a los jóvenes a explorar otros derroteros que resultan menos peligrosos y mucho más folklóricos?. Para muestra, la iniciativa del ministerio de impulsar unos novedosos módulos de FP más acordes con los valores tradicionales y casposos de la España cañí.

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible