Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como EMILIO CAFASSI

Atronador

Oxímoron necesario para coro silente  Hasta la verdad, siempre Emilio Cafassi (Profesor Titular e Investigador de la Universidad de Buenos Aires). cafassi@uba.ar El pasado lunes 20, marchamos en silencio por la principal avenida de Montevideo sin otra bandera ni símbolo que la histórica margarita parcialmente deshojada (logotipo atribuido a una ex presa política) que identifica a madres y familiares de desaparecidos durante el terrorismo de Estado. La flor frágil aunque a la vez resistente, evoca la memoria de las consecuencias atroces de la última dictadura cívico-militar, instaurada entre 1973 y 1985 en Uruguay. Acompañamos cada paso con un silencio tan elocuente como solemne, solo interrumpido por el temblor emotivo que provocaba nuestro grito “presente” resonando como un eco ante la lectura de cada nombre de los desaparecidos en los altoparlantes de las esquinas. Al igual que los 24 de marzo en Buenos Aires, estas marchas en reclamo de verdad y justicia adquieren una magnitud inco

El gusto por los bustos

De Menem a Milei, segundo acto del mismo drama   Medidas económicas ya medidas  Emilio Cafassi (Profesor Titular e Investigador de la Universidad de Buenos Aires). cafassi@uba.ar La sede del gobierno argentino, la emblemática “casa rosada”, alberga en su interior el “salón de los bustos”, un espacio destinado a homenajear a todos los primeros mandatarios, aunque no sin algunas omisiones, además de la obvia exclusión de golpistas. Milei, en su afán revisionista, ha vuelto a celebrar esta semana a quien considera el mejor presidente de los últimos 40 años inaugurando su sonriente busto y reubicando los demás para romper la secuencia cronológica de las sucesivas gestiones y acentuar sus inclinaciones ideológicas mediante el reasentamiento espacial. Así Menem ocupa ahora un lugar prominente en la entrada junto a Bartolomé Mitre, mientras que figuras como Kirchner o Alfonsín han sido relegadas a los rincones. Ya había golpeado provocativamente con proporcional veneración el mismísimo 8 de

Elogio de la protesta

La crueldad represiva entre calles y campus El derecho a la existencia humana Emilio Cafassi (Profesor Titular e Investigador de la Universidad de Buenos Aires). cafassi@uba.ar Mientras las calles de Buenos Aires aún susurran algo de los cálidos cantos que le imprimieron los centenares de miles de gargantas en defensa de las universidades públicas, los campus universitarios norteamericanos experimentan un histórico movimiento de solidaridad internacional cuya extensión, particularmente hacia Canadá y México, se encuentra abierta, aunque también lo está su definitiva clausura violenta. En la misma semana, las arterias de Estambul o París, se encontraron con miles de manifestantes celebrando el día del trabajo y de sus ejecutores. Los tres ejemplos no tendrían demasiado en común si no fuera porque resultaron la excusa para una nueva escalada del azote bestialista. Cuando manifestantes intentaron superar la valla de la emblemática plaza Taksim, el aire se densificó con gases lacrimógenos

La influencia oriental sobre Milei

Las incomodantes payasadas del orador estrella   Del impulso de Lacalle Herrera al disimulo de Lacalle Pou Emilio Cafassi (Profesor Titular e Investigador de la Universidad de Buenos Aires). cafassi@uba.ar Al alba siguiente de los violentos exabruptos con los que la dupla presidencial argentina replicó a la histórica marcha universitaria del 23A, reconfiguró su estrategia modificando interlocutores y discursos. Posiblemente haya reconocido entre los asistentes a una fracción de su base electoral, carente de encuadramientos, que espontánea y capilarmente se sintió convocada por la causa que motivó la movilización: la amenaza a la continuidad del funcionamiento del sistema universitario público. En particular algunos deciles correspondientes a capas medias y sectores populares, laboralmente activos y en franca declinación, quienes están sumidos en un hartazgo y desazón ante el paulatino aunque inexorable deterioro de sus condiciones de vida durante toda la última década, o más largament

Comenzando a despertar de la pesadilla

Conmocionante marcha universitaria El lugar de la educación pública en disputa Emilio Cafassi (Profesor Titular e Investigador de la Universidad de Buenos Aires). cafassi@uba.ar Se esperaba; lo esperaba. Ríos humanos desbordaron cauces citadinos a lo largo del país. La conquista de las calles sigue un proceso acumulativo, particularmente en la capital argentina. Lo fue el 24E con la convocatoria de la CGT que reforzó la concurrencia y participación en las embrionarias asambleas populares y grupos autoconvocados que aun menguadamente perviven. Luego el 8M por la igualdad de género y posteriormente el contundente 24M por la memoria, que llegó a superar en varias cuadras los confines de la histórica Plaza de Mayo. En el caso que analizaré, el 23A, no recuerdo haber tenido tanta dificultad para llegar hasta el punto de concentración de mi facultad, ni tal nivel de densidad de gente por superficie, al límite de la asfixia. Superó todo lo que había experimentado en 40 años de vigencia consti

El infeliz matrimonio entre Milei y el conocimiento

Rigor económico y exabruptos La Universidad y el sistema científico movilizados Emilio Cafassi (Profesor Titular e Investigador de la Universidad de Buenos Aires). cafassi@uba.ar Foro Económico Mundial El Foro Económico Mundial de enero pasado fue testigo de dos momentos sorprendentes que sacudieron algo de la molicie y rutinaria previsibilidad característica. Un encuentro que reúne anualmente, en la ciudad suiza de Davos, a líderes políticos, empresas, organismos internacionales de crédito, sociedad civil y medios de todo el mundo para trabajar sobre lo que ellos llaman “los principales desafíos globales”. Se trata de la cúspide de la pirámide del privilegio mundial. El primer momento se inició con la carta titulada “Proud to pay more” suscripta por 250 multimillonarios de 17 países que llaman la atención sobre la colosal desigualdad social, cuya solución no puede encontrarse en donaciones puntuales o en la filantropía y reclaman que los estados graven a los muy ricos, como los propi

Del nacionalismo al liberalismo pueril

La brecha ultraderechista entre norte y sur La extensión geográfica del derechismo extremo   Emilio Cafassi (Profesor Titular e Investigador de la Universidad de Buenos Aires). cafassi@uba.ar Quienes nos sentimos agobiados por la pandémica contaminación ultraderechista en nuestras latitudes, podríamos fantasear con una suerte de exilio en algún rincón noroccidental que nos ampare de su presencia política con la consecuente percusión segregacionista, racista y violenta. Algo así como lo que décadas atrás permitió un asilo, formal o no, frente al terrorismo de estado del cono sur. Si la intención fuera concretarla habría que apurarse porque en Europa quedan tres islas sin partidos con algún peso significativo de esa orientación: sólo Malta, Chipre e Irlanda. En el resto del mundo, se extiende como peste incontrolada, particularmente agravándose desde la crisis financiera del 2008, con tasas de crecimiento hasta la actualidad. Si bien podemos escandalizarnos frente a la inquina de Milei

Milei y la omertà militar

Del aniversario del golpe de estado al de la guerra de Malvinas -Memoria incompleta por complicidad Emilio Cafassi (Profesor Titular e Investigador de la Universidad de Buenos Aires). cafassi@uba.ar Las marchas por el día de la memoria (24M) han ostentado desde siempre una enorme convocatoria en el territorio argentino, con especial énfasis en Buenos Aires, aunque su magnetismo no se circunscribe exclusivamente a esta urbe sino a vastas localidades del interior. Sin embargo la última superó todo antecedente. La magnitud y densidad de la demostración porteña fue tal que obstaculizó encuentros en puntos previstos, saturó hasta el colapso la conectividad de las redes de celulares y sin embargo se erigió en un desborde de entusiasmo y optimismo. Ganar las calles, sin cartel ni pertenencia militante alguna específica, aunque todas ellas en general, solo para superar simplemente las restricciones circulatorias y amenazas, reconocerse aún con rostros desconocidos, acompañar y abrazar, saltar




">


ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

El Mercurio Digital (elmercuriodigital.es) se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible




AI FREE: DIARIO LIBRE DE INTELIGENCIA ARTIFICIAL