Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como EDUARDO PÉRSICO

ARGENTINA. Esos comunicadores sirvientes del Poder y otras especies.

OPINIÓN de Eduardo Pérsico .-   … y quien supone que todos los demás son giles, al final pierde por gil. (Sentencia lunfarda) En tanto el siete de diciembre próximo de entrar en plena vigencia la nueva Ley de Medios Audiovisuales en nuestro país, crece la tensión en los sectores de esa actividad y también en el arco político más involucrado en la cuestión. Hecho más bien sospechoso si sólo se debe aplicar una ley sancionada por las cámaras legislativas, y luego avalada para su aplicación por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Y si los monopolios obligados a desinvertir hoy lo hicieran civilizadamente, tal vez ese mecanismo evitaría pérdidas en el mercado laboral de la actividad. Pero y atentos a que todo Poder reacciona con la violencia proporcional a su interés, en Buenos Aires y alrededores surgieron hechos criminales generados por grupos orgánicamente ajenos y hasta disociados entre sí, limitando con preferencia la circulación en la ciudad de Buenos Aire

Códigos y libretos de alta clase

Por Eduardo Pérsico    En la relación entre nosotros no hay equivoco ni duda; en nuestra clase sólo existe seguridad y confianza. Ramón J.Cárcano, político argentino de clase alta.(1860-1946). Es norma y estilo en toda clase alta, que todo integrante de ese ‘Nosotros’ comparta y suscriba cada proceder del grupo. No valen objeciones a la existencia del grupo como tal y aunque eso lo asemeje a otros, el considerarse superior les habilita criticar lo ajeno o inferior. Así por acentuar sus perfiles de hegemonía social el individuo de esa clase, primordialmente descalifica toda expresión cultural o política que favorezca el bienestar y la igualdad de todos. Y quizá esa reacción de clase mandante ante el peligro de perder sus prerrogativas por el ingreso de nuevos actores sociales, sea el mayor riesgo que presiente cualquier integrante del ‘Nosotros’. Ese ámbito de clase al que aspiran ingresar otros sectores económicamente pudientes

Cuando los dineros más esquivos al control se inquietan

OPINIÓN de Eduardo Pérsico    Cuánto autoritarismo/. Con tantos controles para comprar y vender dólares, nos caemos del mundo . (Coro estable del neoliberalismo argentino). . La voz más acallada entre los economistas del sistema capitalista vigente figura el uso que los dineros no declarados por los sectores de la economía mundial en cada país, son mayormente vinculados a operaciones en el comercio internacional. Algo que suele estimarse casi inevitable y una interpretación que casi siempre sugiere alguna complicidad entre los técnicos económicos que no dramatizan por semejante flagelo, y los manejos no siempre transparentes de sus propios clientes dedicados del quehacer de las importaciones y exportaciones. Entre los argentinos, que a la moneda espuria llamamos ‘guita negra’, las maniobras de evasión impositiva que se realizan con ella son casi bienvenidas por los medios de comunicación, - radios, televisoras y entusiastas editoriales de los grandes diarios

Europa y una crisis que hasta confunde su discurso

OPINIÓN de Eduardo Pérsico    ¿Y no será que acaso hoy exigimos que comamos todos? En nuestra época tan conflictiva y también en dinámica movilidad, cada asunto se jerarquiza o envilece según el medio informativo que lo enuncie, y ese manejo se hace más evidente ante el avance técnico de la comunicación dentro de un campo donde desvirtuar o acallar algo es parte de su propia normalidad. En ese ámbito lo dicho ya es sabido y aceptado sin decoro, aunque el origen y la finalidad del periodismo aspirara más a integrar a una sociedad que a diluirla. Un virtuoso proceder que para las corporaciones es una moralina que no merece debatirse ‘en nombre de la libertad de prensa’, otra falacia propia de la Sociedad Interamericana de Prensa en todo encuentro que mencione el tema. Sin asombrarnos porque la humanidad ha sufrido tantas postergaciones en la intención de enlazar la historia entre lo nuevo que adquiere el individuo, merece recordarse que ‘la verdad dic

Jorge Luis Borges, otro argentino brillante y contradictorio

OPINIÓN de Eduardo Pérsico   Jorge Luis Borges, acaso el escritor más representativo de la literatura argentina, fue casi desconocido en nuestro país hasta que desde Europa nos advirtieran de su calidad poética y narrativa; y como aguardar la valoración ajena sea una tendencia nacional, se le atribuye ese reconocimiento al crítico francés Roger Caillois. Episodio que en parte se repetiría con Carlos Gardel, un cantor popular que luego de su éxito en los Estados Unidos fuera en más un imbatible ídolo nacional. Igualmente, tanto Borges como Gardel son exponentes de nuestra comarca y si fueron publicitados lejos y estimados luego aquí, antecedieron lo sucedido más cerca en el tiempo con Julio Cortázar y Astor Piazzolla, también valiosos exponentes pero acaso menos contradictorios. Creemos que uno de los perfiles literariamente más atractivos de Borges consistía en que él ‘escribía como si estuviera escribiendo’, sin que lo presionara mucho la formalidad y hasta usando l

El muy confuso liberalismo económico

OPINIÓN de Eduardo Pérsico   La economia no es ninguna ciencia. Es un juego de cartas con pretensiones (E nrique Silberstein) . Según la economista norteamericana Ellen Brown, en ‘Telaraña de la Deuda’, último de sus once libros, el ‘Vampiro’ de Goldman Sachs, ‘un cartel privado usurpador de el poder de crear dinero’. luego de haber obtenido en los Estados Unidos rescates bancarios por varios millones de dólares, fracasó en el año 2008 para lograr del mismo gobierno norteamericano un Fondo Permanente de Rescate o Alivio para Activos en Problemas que cubriera íntegro al sistema financiero; un exceso incalculable. Y afirma la investigadora que sin embargo ese proyecto de ‘rescate irrevocable y permanente´, tuvo éxito en Europa, el hoy llamado Mecanismo Europeo de Estabilización fue aprobado y el ‘golpe de los banqueros’, según Brown triunfó en toda la

Alicia plancha su pañuelo

Por Eduardo Pérsico   Sólo algo no existe; es el olvido (Jorge Luis Borges). Tal vez fuera la Madre Superiora quien dijera ‘las alumnas reclaman por el gusto de hacerlo’, y en aquel atardecer de víspera increíble Daniela quince años. Ayer nadie la vio, mejor es no hablar de cosas tristes, o ’por algo será’; pero ella no aparece y en herencia de sueño que mantienen las hembras, la cepa de la espera les crece cada hora. Y a viento atravesado o en el mar más profundo, ninguna madre olvida ni un minuto su cría. Así que pronto anduvo Alicia por la Plaza de Mayo junto a otras madres y de blanco pañuelo en la cabeza, apretadas del brazo afirmando el mandato de la sangre. En ellas no valen cobardías ni palabras menores y recorren la plaza sin el mínimo rezo, contrariando amenazas milicas y el cobarde ’yo no me meto en nada’. O el '¿qué quieren esas locas desvelando a la gente que desconoce culpas?' – que aullaron los cómplices ‘diarios de la patria

Petróleo y Conflicto, dos términos inseparables

OPINIÓN de Eduardo Pérsico    …nosotros fuimos víctimas de la lucha sorda por el petróleo (Juan Domingo Perón en 1955). Un precedente a lo dicho por Perón ya depuesto de su segunda presidencia sería lo ocurrido en diciembre de 1907 cuando en Comodoro Rivadavia, sur de la Argentina, una perforación de quinientos metros en busca de agua halló ‘un kerosén de la mejor calidad’, según dijera una dependencia oficial sin sospechar que esa napa de petróleo sería una riqueza incalculable para los argentinos futuros. Y enseguida nomás en el mismo 1907 ya se cruzarían los defensores del inalienable bien patrimonial de los argentinos con quienes apreciaban en ese potencial petrolero un negocio de las compañías extranjeras ‘únicas dotadas para una buena explotación del suelo’. Ese añejo discurso siempre persiste y esa vez, ni bien el entonces presidente Figueroa Alcorta dictó una Ley de Tierras protectora de esos desmesurados territorios explot

Esos ruidos entre industrialistas y financieros

OPINIÓN de Eduardo Pérsico   "Los centros nacionales de decisión están incapacitados de instrumentar su política monetaria y fiscal…a causa de la dirección internacional de los circuitos financieros" (Celso Furtado, economista brasilero). Cuando ya el malabarismo del liberalismo económico en Europa se desinfló y el daño ocasionado en el área fue evidente, los centros de Poder atienden los conflictos con mano dura aunque en algunos países la clase dominante local ya delibera maquillajes del sistema más o menos factibles. Era esperable que al darse un futuro tan cenagoso y caerse varios nombres y cuadros dominantes de la escena, los remezones internos diluidos por años en un bienestar acaso artificial pero apreciado por la gente como bienestar y punto, se darían las discusiones postergadas. Y esta vez con síntomas y ejes que quizá no difieren mucho de los enfrentados hace diez años en América Latina, cuando comenzó a ganar impulso la voz de los industrialistas afirmando q

Y chau al recuerdo y el olvido

CUENTO de Eduardo Pérsico   …y cada palabra sólo es el recuerdo guardado de ella misma. Quizá por un ejercicio de memoria estos días recordé la muerte de alguien que nunca divisé ni en fotos. Algo involuntario por más que en su momento me amargara de verdad el dolor que sufriría su hija Jelena, la mujer que yo más quise y tanto me dolió su lejanía. Sin detalles, digo que con Jelena nos hablamos las primeras frases viajando en un tren y al conversar el día siguiente en un bar de barrio, con su modo trabajoso y ‘en argentino’ me reiteró ‘cada persona es su propia palabra si se compromete con ella’. Una parrafada algo teatral en ese tiempo de juventud ensoñada de acaso y desamparo a veces olvidable, y los augurios de aquel febrero del ’76 con el sol mineral cayendo sobre Buenos Aires. ‘Yo nací en ciudad cerca de Belgrado, más frío’, y además diría de su tiempo en Californ

Europa y una crisis no tan imprevisible

OPINIÓN de Eduardo Pérsico    … los prestamistas son tan voraces que “Soberanía” ya ni es una palabra. Alfredo Palacios, político argentino. 1934.    El Fondo Monetario Internacional a través del jefe de la misión de saneamiento en Grecia, admitió a principio de febrero como ‘una exageración el aumento de los impuestos para comenzar a recomponer la economía griega al borde de la quiebra’, - según el mismo gobierno- y dijo que el mismo FMI ‘debería haberse centrado más en la limitación de los gastos de ese país’. De igual manera nadie sabe si es peor el remedio que la enfermedad, pero esa aceptación es infrecuente en este organismo siempre ávido del ajuste feroz sobre los países con deuda financiera, aunque por estos días los ‘ajustados’ serán naciones donde se creía definitivo el venerado Estado de Bienestar. Grupo de países que entre sus pocas debilidades dependen de una constante importación de petróleo desde áreas geográficas cada día más arduas en dominar,

Ella del recuerdo a la imaginación

Cuento de Eduardo Pérsico Cada palabra arrastra su propia memoria. - Y al final del juego, el rey, la reina y los peones caen a la misma caja – balbuceó don Ricardo al juntar las piezas del ajedrez. Afuera el domingo pintaba algo anochecido y el viejo emprendió un relato que Carlos, su enfermero, conocía en detalles. - Por el año cuarenta en todo el país sólo veraneaban los bacanes, y Mar del Plata iba del asilo Unzué, la Perla, la Bristol y barrios de calles rellenadas con escombros del Casino viejo. Yo andaba por los veinte años y ‘promesa del ajedrez nacional’ entré a un torneo magistral en el hotel Provincial – ahí secaba la frase el viejo, recuperaba aire y seguía conque los extranjeros se juntaban a chupar whisky por litros y un español muy divertido, al sentarse a jugar le propuso ‘si me aguantas cuarenta jugadas te pago a esa buscona que anda por ahí’. Como por la movida cincuenta él pudo ganarle el tipo cumplió su palabra y la Bety lo visitaría en la habitació

Borges, no peronista y escritor argentino sin dudar

OPINIÓN de Eduardo Pérsico, Argentina … y la llegada del peronismo arrinconó a Borges y a muchos ‘ilustrados’ en que esa novedosa vertiente era una copia del fascismo italiano. Por fortuna y más en esta instancia revulsiva que se disfruta en el planeta, expresar conceptos es casi una obligación y esa virtud, sin ahondarle el abuso de algún caso, por fortuna nos permite expresar algún desacuerdo tardío pero atendible. En este caso y en un debate radial de campaña política en Argentina, ‘un peronista tradicional’ así se nombró, y sin que mucho Borges viniera al caso el referente predicó ‘ese escritor nunca entendió nada de este país’ y más adelante reiteró ‘si Borges nunca fue peronista, mal podía decir algo de lo popular’. Pero bué… Cierto perfil de Jorge Luis Borges mostraría que él escribía ‘como si estuviera escribiendo’ y convidara con un guiño al lector a secundarlo. Sin fijar una afirmación tan liviana como sus irónícas calificaciones a ciertos colegas anteriores o contempo

Indignados ocupantes y nuevas voces de alerta

OPINIÓN de Eduardo Pérsico    Quizá con premeditada estridencia al presentarse ‘en sociedad’, el grupo de cinco países mencionados como BRICS, - Brasil Rusia India China y Sudáfrica- hizo una concreta toma de posición en la Cumbre de Jefes de Estado del Grupo de los 20 (G20) desarrollada en Cannes, Francia por estos primeros días de noviembre 2011. Un encuentro donde los países del foro debieran debatir la actualidad económica de los europeos y preferentemente de Grecia, país al que se suman España y algún otro que atraviesan una crisis poco usual en esa región. Digamos invisible hasta que la realidad empezó a ejercer su dureza sobre sus economías basadas abiertamente en la ficción financiera de generar dinero sin más atributo de llamarse dinero. Pero al aparecer este casi novedoso grupo de países en debates de fondo hasta hoy concertadas y dirigidas por las tradicionales potencias económicas- hoy certeramente debilitadas- pone no pocas preguntas sobre la futura relación de fuerzas

Hay quienes al Mingo Echeverri, ni en sueños

Por Eduardo Pérsico Después de leer sobre quienes somos y a qué alrededores nos llevaron, en tanto se mandaba múltiples copas de un Chardonay bien frío, el atemporal Periodista Especializado Mingo Echeverri cayó en una sueñera de ronquido y delirio que al despertar, - algo extraño- él recordaría detalles del entrevero ese de ‘tradiciones nacionales ’, seres casi imaginarios dueños de la tierra y cierta mujer que él amara entrada en su sueño sin motivo. O quién sabe, corazón… - Adelante don Echeverri, mucho gusto. Hace un tiempo he sabido de usted y pase nomás que aquí somos gente de campo – lo saludó un fulano atenuando su voz por quitarle brillo al entorno y lo invitó a tomar algo. Y al agregarle el Echeverri lo suyo al sueño, lo divertía recordar que ese teatral despojo de la riqueza lo aprendiera de aquella secreta compañera de ternura en tardes imborrables. Hasta que en cada encuentro se irían sumando los quizá, acasos y tal vez, y por más que él casi prejuiciara ‘las hembra

Dudas del Mingo Echeverrí con aquellas francesitas

Por Eduardo Pérsico    El furor por afrancesar el tango, estragado por cierto aluvión parisino de musetas, mimises, yvetes y manón, al Periodista Especializado Mingo Echeverri le produjo íntimos reparos con algunos extraviados ‘del espíritu popular, con perdón de la palabra’. Aunque siempre se disculpara por rozar de refilón ‘al inigualable José González Castillo’ por aquella mezcla rara de pizpireta que trajera la poesía del Quartier, - más que Barrio digamos Rioba- y francesita que soñaba con Des Grieux sin hallar a su Duval para morirse en París bien ‘Dama de las Camelias’ Margarita Gauthier. Un pena, porque su ‘Griseta’ tango romanza sin canyengue y tragicomedia en broma, mucho más lo celebraría esa engolada especie de frecuentar boliches y tutearse con trasnochadores conocidos, para parlotear luego por su cuenta sobre cada misterio de la madrugada, lo recóndito de cualquier nostalgia y atribuirse ser compadre de los duendes oníricos del vino. Esos nocturnos líderes de Buen

El Mingo Echeverri, Periodista Especializado

Por   Eduardo Pérsico    Alguien dijo ‘tango viene de tangó, voz de los esclavos africanos’, y el Mingo le suscribió ‘sí, y también fue muy bailado por los griegos. ¿No se acuerdan cómo milongueaba Sócrates?’. Y en ese entrevero semántico se mezclarían raíces, esencias y vocablos sin mucho destino. ‘Ya debería saberse que ni los militares consiguieron prohibir la sensibilidad al Mingo Echeverri cuando dispuso que a Buenos Aires la inventaron cien locos, cien tipos aburridos cerquita del suicidio’, recitó un gordito y ahí el grupo entró de lleno a recordar al Mingo, el más grande, atemporal y atávico vate de la lírica nacional ciudadana y popular más conocida, y de  la otra vaya uno a saber. Porque aunque él siempre dijera que tango era el de antes sin precisar ninguna fecha, incluída la semana pasada, antes de 1890 el Mingo Echeverri ya sostenía que el auténtico tango nació cuando los autores famosos compraban sus partituras a inspirados creadores, unos flacos con corbatín y todo, qu

 

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible