Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como RAFAEL FERNANDO NAVARRO

Crueldad política

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Sólo un mediocre podría definir la política como el arte de lo posible. El arte es siempre lo que está más allá de lo empírico, superando lo posible. Por tanto la política sólo es arte cuando se convierte en el milagro de lo imposible. Y no connotamos el término milagro a experiencia o adhesión religiosa, sino como una categoría que trasciende lo meramente táctil.

Hace unas fechas, Cayo Lara le recordaba al presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que en este país, hay doce millones y medio de ciudadanos viviendo en el umbral de la pobreza y una gran parte de ellos están inmersos en la miseria misma. Cayo Lara hablaba de despidos, desahucios, ERES, salarios aportando datos y cifras concretas. Mariano Rajoy, ese Cid Campeador de la recuperación, ese Pelayo de la reconquista, se enfrentó al coordinador de IU y sin mover un músculo, excepto el del ojo izquierdo, le replicó: Pinta usted un país que yo desconozco.

Unos días antes, el mismo Rajoy, había cri…

Confieso mi ignorancia

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Confieso que me admiran los tertulianos televisivos o radiofónicos. Los que formaron una opinión ayer sobre economía en un mundo globalizado y sentaron cátedra sobre la necesidad de vivir en una aldea grande donde todos dependen de todos, hablan hoy y sientan cátedra sobre la fecundación in vitro o la cercana curación del infarto mediante células madre. Me admira el vasto conocimiento, la variada capacidad de desbrozar diversos temas con la seriedad de quien sienta cátedra en todos los quehaceres políticos, económicos, médicos, medioambientales, etc.

Admiro, envidio y me deprime a continuación enfrentarme a mi propia ignorancia. Confieso que no sé casi nada de casi nada. Pero se me ha desarrollado un olfato que me lleva a percibir, no cómo deben ser las cosas, sino cómo no deben ser. Un día me enfrenté a un catedrático y le espeté en su cara que no era correcta la enseñanza de la asignatura que impartía. Le puse la respuesta en la boca: “le cedo el …

Los conejos del Papa

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- “Debemos tener todos los hijos que Dios nos dé” Esta frase y su contenido procreador ha formado parte del devenir católico a lo largo de los tiempos. “Los hijos son un regalo de Dios” Dios pone y quita como si la vida fuera un juego de ajedrez. “Dios me lo dio y Dios me lo quitó” Regalos y amputaciones pertenecen a una voluntad divina incompatible con la libertad humana. Enfermedad, salud, fortuna, todo depende del libre albedrío de un dios comandante en jefe que dispone la fila de beneficios y dolores, de alegrías y tristezas. A los humanos sólo nos queda el sometimiento a unos designios indescifrables por definición.

Las enseñanzas eclesiásticas se han empeñado en recalcar que los humanos tenemos sexo. Nunca han admitido que seamos sexuados o que el sexo sea tan humano como los ojos o los brazos. Y esa distancia entre el tener y el ser le lleva a maldecir todo lo referente al sexo y ensalzar a continuación el razonamiento, la lógica, la bondad y o…

El ministro del miedo

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Hay ministerios para todo. Para buscar petróleo inexistente, para crear empleo destruyéndolo, para bajar los impuestos subiéndolos, para hacer de los enfermos una mercancía y vendérsela al mejor postor. Hay incluso un ministro para meter miedo y llamar a gritos al tío del saco, al coco que asusta para que ponga a los niños malos de cara a la pared, a rezar tres rosarios con los brazos en cruz y a castigar con la ceguera a los que se meten las manos en los bolsillos para tocar lo que no se debe tocar hasta que el santo matrimonio no permita entregarlo a una novia blanca y radiante después de cantarle bendita sea tu pureza.

Ha ardido París. Se le ha quemado la sangre de la alegría. Alguien levantó las compuertas de la sonrisa y empezó a inundarse Francia entera, el mundo entero con un dolor áspero, amargo, como membrillos verdes. Muertos con ataúdes llenos de carne irreverente e ironía pintada en la madera. Era casi (que nadie me malinterprete) un ent…

¿Unidad?

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- A veces uno empieza a escribir con un escalofrío en la piel. Confieso que lo siento, que la perfora y me llega hasta la sangre. Por eso quiero desde las primeras líneas dejar claro mi condena más ardiente contra un terrorismo cruel, como todo terrorismo, que pretende por la fuerza amordazar los derechos humanos más elementales. Lo repito para todos aquellos que después aprovechen mi escrito para tacharme de cómplice, de contemporizar, de admitir ciertos asesinatos o de demagogo. Por ahí andan algunos periodistas de papel y de radio pisando las palabras que no les convienen, hocicando en miserias creadas por ellos mismos para poder alimentar su odio hacia todo aquel que no participa de la amargura que revelan cada vez que empuñan la pluma o el micrófono.

Francia se ha desangrado. El brazo armado del odio descuartizó las venas de unos periodistas, de unos ciudadanos que compraban comida para sus hijos, de unos policías que entregaban su amor a la ciud…

El pecho de Mariano

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Cada vez que Rajoy da una conferencia de prensa que resulta no ser conferencia de prensa, se asoma al plasma o podemos verlo en carne mortal, los periodistas no se rompen la cabeza buscando titulares porque todo viene dado por la forma física del presidente y por el relieve de sus palabras. Titulan entonces: El presidente saca pecho.

Desde que llegó a Moncloa, Rajoy es así. “A mí nadie me ha presionado. He sido yo el que he sabido presionarles a ellos” Se refería a la troika, a Angela Merkel, a la Unión Europea. Y los ciudadanos nos aferramos al pecho de Mariano porque no habría dinero para los bancos (no como los socialistas), no se tocaría la estupenda sanidad que habíamos forjado durante años, los jubilados seguirían sintiendo la alegría de haber vivido, la enseñanza sería cuidada con esmero porque un pueblo mal formado se asoma a la propia ruina. Y el estado de bienestar se perfeccionaría porque había líneas rojas que no serían traspasadas por …

Cinismo real

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Cuando este año se acercaba la Noche Buena, los medios de comunicación alimentaban la curiosidad de los ciudadanos en torno al primer discurso de Felipe VI como rey. Durante muchos años habíamos sentido la voz gutural de Juan Carlos I. Ahora la prensa escrita, la radio, las diversas cadenas de televisión apostaban por ser los videntes que adivinaban los temas preferidos por el nuevo monarca. Y sobre todo animaban a percibir entre líneas alusiones a su hermana Cristina como candidata a un banquillo ante el juez Castro. Entre líneas, se aseguraba, porque era evidente que no iba a mostrar sus regocijo o su pena al ver a la esposa de Urdangarín sentados ante la justicia hasta que la muerte, o la cárcel, los separe.

Las redes sociales y la calle en general se mostraban indiferentes, o en el mejor de los casos, escépticos, ante las palabras del rey recién nacido como rey (me refiero al Palacio de la Zarzuela, no al portal de Belén). El pueblo está cansa…

Amenazas

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- La vida se encuadra en una organización. Lo seres vivos nos desarrollamos en ella. La evolución viene dada tal vez desde un caos que poco a poco se va reglando a sí mismo.
Los pueblos necesitan de esa vida reglada para que su desarrollo sea armonía como es hermosa armonía la vida cósmica. El día es una cosecha de luz procreada entre lunas y ríos. La belleza de las estrellas engendra la hermosura del sol. Y así, rodando por el tiempo, vamos madurando hasta que la muerte nos reclama como un fruto que lleva dentro la ternura de lo vivido.

Son los gobiernos legítimamente elegidos los que reciben el mandato emanado del pueblo para legislar, orientando necesaria y escrupulosamente esa legislación a la vida mejor de la ciudadanía. Nunca puede ser por tanto capricho de los legisladores desvinculado de esa exigencia de colaboración al bienestar del pueblo. El pueblo encomienda, supervisa y exige porque de él dimana la concesión temporal de gobernar. Y cuando …

Ayer a la vista

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Pretendo escribir un artículo. Pero ignoro si puedo ampararlo en mi derecho a la libertad de opinión o va a ser juzgado por un Tribunal de Orden Público de este neo franquismo gubernamental llamado Ley de Seguridad Ciudadana. Sabía a qué atenerme entonces, cuando todo en mi país estaba bajo la bota de un caudillo de España por la gracia de Dios. Su muerte me devolvió la libertad y pude dar mi visión sobre la realidad nacional desde la resurrección de mis derechos. Hoy es posible que alguien me pida mi identificación y que estas líneas puedan ser maldecidas por un uniforme policial sin que haga falta la sentencia de un juez para condenar mis palabras, porque este régimen de mayoría absoluta ha decidido que mis derechos no emanan de la propia esencia de mi humanidad, sino de la concesión graciosa de un ministerio del interior Opus Dei por la gracia de un dios idéntico al de entonces que reivindica un nacional catolicismo rancio que habita en las afue…

Sesenta y tres

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Ni siquiera llega a la plenitud erótica matemático-sexual. No alcanza esa hondura. Se queda en un sesenta y tres. Pero es una cifra lo suficientemente alta como para que estemos preocupados por la supervivencia de una democracia que es responsabilidad de todos.

Según la encuesta del CIS esa es la cifra de españoles preocupados por la corrupción en nuestro país. Hubo tiempos para el terrorismo. En cualquier esquina se escondía una ametralladora. Todos nosotros teníamos nucas de cristal para balas que se alimentaban de sangre.

Ahora figura en primer lugar el paro. Y cuando digo paro digo hambre, angustia, desesperación, vértigo. Digo niños con estómagos vacíos, viejos sin la alegría de la jubilación estirando quinientos euros para repartir céntimos de sopa entre siete de familia. Digo albañiles sin andamio, taxistas sin volante, agricultores sin migas y tocino a media mañana.

El paro viene siendo desde hace tiempo ese atraco a la alegría, a las ganas de…

La fila de estómagos

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Dicen que en este país somos muy aficionados a hacer colas. Para el cine, para el fútbol, para un concierto. Supongo que esta afición es universal cuando lo que se desea es conseguir algo deseado por muchos.

Ultimamente entra un escalofrío en la piel del alma cuando la fila está compuesta por estómagos vacíos, cuando la fila la compone el hambre multiplicada por sí misma hasta alcanzar cifras longitudinales que pesan sobre los esquemas del pueblo desarrollado que somos. En la fila de países prósperos, de economías florecientes ocupamos uno de los primeros. Y nuestros políticos se ufanan de ello, de un crecimiento económico superior al de muchos pueblos europeos, con una prima de riesgo que baja, con un déficit amparado por el artículo 135 de la Constitución hecho a imagen y semejanza de una deuda soportada por méritos propios o impuesta por la usura ajena. Les confieso que me sobrepasan ciertas coordenadas y por eso no las nombro, porque su nombre m…

¿Franco ha muerto?

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Vi la entrevista de Jordi Evole a Gerardo Iglesias. Todavía hay seres puros, pensé. El avejentado político tiene huellas de mina en la frente. Y huellas de cárcel en el alma. Y huellas de ideales sostenidos en toda su existencia. Vive lejos de lo que tuvo, pero muy cerca de los que siempre fue: un luchador honrado y limpio en favor de un país honrado y limpio. Gerardo recorrió para Jordi la visión del vientre de su padre reventado por los asesinos pagados por una dictadura. Cinco años para recoger las tripas de aquel padre. Y sus primero trabajos con doce. Y las honduras de la tierra en busca de carbón que quemara la piel del cuerpo, fabricara silicosis para muchos y llenara de miedo el ambiente grisú con una muerte azulada.

Partido comunista. Izquierda Unida. Secretario general. Un R-18 como lujo supremo. Sin privilegios de viajes pagados y sin justificar para reunirse con miembros del propio partido o para besar unos labios hermosos, unos pechos…

Sexagenaria

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Aparcó en el carril-bus de la Gran Vía madrileña. Fue hasta un cajero. Cuando regresó, encontró a unos guardias insolentes que no tuvieron en cuenta que ella era nada menos que ella y la multaron. No sabían esos analfabetos de uniforme con quién estaban hablando. Arrancó el coche donde pasea a sus nietos. Derribó una moto. Casi atropella a un vigilante de circulación y se escapó tarareando un chotis. La siguieron los guardias municipales, los que durante muchos años habían sido vasallos directos. Los miró por encima de sus gafas de lujo y les envió una sonrisa de desprecio. Decididamente no sabían que perseguían a un título nobiliario.

Hacía tiempo que ella se regalaba a sí misma todos los méritos. Tenía derecho porque la gloria es para el que se la trabaja y ella llevaba en su mochila multitud de triunfos. Recordaba su elección como presidenta. Fue hermoso cuando entre aplausos le colgaban ese título de grandeza. Nadie pudo arrebatarla su gozo reci…

La democracia nace en el asfalto

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Tal vez deberíamos renovar todos los días el convencimiento de que queremos vivir en democracia. Porque la democracia no es algo sobrevenido, sino una elección vital. O bien que nos naciera de tan adentro esa convicción que nos llevara a amarla y comprometernos con ella hasta el punto de vincularnos a su estilo de modo reflejo. La democracia no es un negocio piramidal de esos que brotan de vez en cuando entre un grupo de gente cuya cúspide sólo tiene interés en la base en la que se sustenta en la medida que amplía sus contactos y la enriquece. La democracia nace en el asfalto, a ras de suelo.

La democracia no son los otros. La democracia soy yo en cuanto acepto sentirme responsable de los demás y en la medida en que gozosamente acepto que los demás se unan a mi esfuerzo creador para entre todos construir un mundo de todos y para todos.

La democracia es la calle. En el asfalto nace, expandida como una plaza grande, y va adelgazando hasta su cúspide, d…

Las corbatas no sienten vergüenza

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Millones de turistas. Pechos desnudos. Tangas mínimos. Barrigas con ridículos sombreritos. Muslos radiantes y culturistas baratos. Millones de turistas que empujan el IPC para que Montoro proclame los presupuestos más sociales, más hipócritamente sociales de la historia. Rajoy hincha el pecho y se enorgullece del sol como si el Gobierno hubiera inventado la luz que pone morenas las cinturas de chicas alemanas. Millones de turistas. Toda una invasión euros apetecible en contraste con esa invasión agresiva, que dice el ministro del interior, que salta la valla de Melilla y que sólo aporta carne desgarrada, hambre, miseria y que debe ser regurgitada, vomitada, a un Marruecos dictatorial donde los derechos humanos se respetan tanto como en el muro de la vergüenza que nuestro gobierno ha colocado para preservar los besos soleados de los turistas franceses que empujan el IPC y hará saltar de alegría a Merkel porque el déficit es menos déficit.

Creo que fu…

Camiseta morada

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Era el de la camiseta morada. No tenía nombre porque los pobres son tan pobres que ni siquiera tienen nombre. Trataba de saltar la valla, la de las cuchillas, la de la vergüenza, la del asco que separa a los ricos de los que no tienen nada, ni siquiera nombre. Era simplemente el de la camiseta morada.

Trepaba como un gato. Saltaba por la alambrada como un mono. Huía del hambre, de la miseria, de la humillación de no ser nadie. Huía tal vez de sí mismo. Buscaba un trozo de pan, un vaso de leche, un pedazo de dignidad. A lo mejor llegaba a conseguir un nombre. Buscaba una camiseta blanca, azul, roja para enmarcar su camiseta morada como se enmarca el primer beso, la primera caricia, la primera ofrenda abierta y regalada.

En ese momento era sólo el de la camiseta morada. Colgado de las cuchillas que abren la carne, que rasgan la piel, que cortan venas como manantiales de sangre africana, negra, sangre con sabor a sal, a mar, a desierto, a patera. Cuchil…

Gente importante

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- La vida no es una respuesta a nada. Es más bien una concatenación de preguntas porque el ser humano es sobre todo una interrogación sobre sí mismo. De ahí la humildad, como elemento vivificador, para aprender de quienes nos superan y aportan sentido al sin sentido que a veces conforma la existencia.

Uno ha estudiado, leído, discutido, compartido para incorporar las aportaciones de todo ser pensante. Intercambios, viajes, conferencias y ese contacto vivo que actúa como ósmosis para digerir todo aquello que significa un valor en las cabezas ajenas. Y uno ha ido asumiendo lo que ha encontrado de positivo y rechazando lo que ha creído negativo. Todos somos discípulos de los demás y agradecemos a la historia lo que ha arrastrado a lo largo del tiempo para enriquecer nuestro presente. Cosecha que hoy degustamos y gratitud a quienes nos han ido haciendo lo que somos. Porque el presente que soy tiene siempre una explicación en el ayer que fui y que fue la h…

Anestesia

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Hay sentencias que huelen a anestesia. Como huelen los quirófanos a carne abierta, a herida programada, a sangre brotada con equilibrio para que la vida no se pierda por las calles de batas verdes. Debió ser terrible en otros tiempos, cuando el manco de Lepanto, cuando a Ignacio de Loyola le amputaron creo recordar que una pierna, cuando el cuchillo, la sierra, cuando el hueso astillado o la herida infectada. Terrible. Hoy nos meten en el túnel de un sueño infinito. Nos inyectan un reloj que va descontando minutos de dolor para la muela, para el cráneo abierto o la epidural que hace de la criatura que viene una repique de alegría. Hoy tenemos anestesia.

Hay sentencias judiciales que huelen a quirófano. Setenta y cinco años pedidos para esos jóvenes que fueron embrión del 15-M. La insurrección esperanzada aparcó en la Puerta del Sol y en los soles de muchas plazas españolas. Y aquellos jóvenes crecieron y se multiplicaron. Y se nubló el sol de la dem…

España es un juzgado

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- Cuando yo era pequeño se decía que España era una península encuadrada entre los Pirineos, los mares que le ceñían la cintura y el sur despreciado de Africa. Por esto último era una ofensa que alguien dijera que Africa comenzaba en los Pirineos.

Hoy no sé cómo se define España. Uno va perdiendo aquel patriotismo barato, inútilmente orgulloso, sobrepuesto como un celofán adulterado por el franquismo. Hoy ser antipatriota es una ofensa y ser patriota un desprestigio. Y uno, que ha ido ensanchando los límites de su propia existencia, va olvidándose de definiciones geográficas, accidentales por tanto, para buscar la entraña que nos defina como habitantes nacidos en esta tierra de sol y playa. Aquellos bikinis rubios, aquellos pechos al aire que reprimía la guardia civil nos abrieron a Europa. Felipe y Morán nos arraigaron en ese mercado grande que ahora llaman Unión Europea y limitamos con la prima de riesgo, la crisis, las burbujas inmobiliarias y los …

Usted merece un respeto

OPINIÓN de Rafael Fernando Navarro.- “Cuando veo a los de las camisetas verdes o a los de la marea blanca, siempre pienso que vendrán a darnos las gracias porque nosotros, el Partido Popular, hemos salvado la sanidad y la educación” Lo ha dicho la señora Cospedal en Guadalajara. Y ha enmarcado este producto de su intelectualidad en una sonrisa que es una carcajada en diferido. Porque Cospedal siempre lo envuelve todo en una sonrisa con mantilla y Corpus toledano. Y cree que revestida de la elegancia que da la custodia de Arfe, puede proclamarse secretaria del partido de los trabajadores, defensora de la transparencia, de conseguir el destierro de los bárcenas, de la blanca paloma que inspira a Báñez en su creación de empleo, de la elevación de los salarios y de figura quijotesca que nos inmuniza contra la herencia recibida. Cospedal quedaría bien en una hornacina para que alguien organizara peregrinaciones de parados, de enfermos, de dependientes, de estudiantes, de trabajadores con …

ARCHIVOS

Mostrar más


OTRA INFORMACIÓN ES POSIBLE

Información internacional, derechos humanos, cultura, minorías, mujer, infancia, ecología, ciencia y comunicación

elmercuriodigital.es se edita bajo licencia de Creative Commons
©Desde 2002 en internet
Otra información es posible